10 Salsas para acompañar solomillo de ternera

10 Salsas para acompañar solomillo de ternera

El solomillo de ternera es una de las carnes más sabrosas y blanditas que existen, lo que hace que sea muy demandada y que, por tanto, su precio sea más alto. Por esta razón, suele ser una carne que no comemos a diario, sino que la reservamos para grandes ocasiones, como cenas románticas en pareja o cuando tenemos invitados importantes a comer en casa. Pero también para cumpleaños, Navidad o aniversarios.

La cuestión es que, precisamente porque no solemos cocinarla a menudo, pueden surgirnos ciertas dudas sobre la salsa con la que deberíamos acompañarla para que podamos disfrutar de ella en todo su esplendor. Por eso, hoy en Enmerjosa hemos querido hacer una recopilación de las que, en nuestra opinión, son las mejores salsas para acompañar el solomillo de ternera y que todos tus invitados se queden con ganas de más.

Salsa de tamarindo

La salsa de tamarindo en una salsa en la que se combinan elementos ácidos y se usa casi siempre para dar un sabor más exótico a los platos, especialmente para los de gastronomía oriental. Pero lo cierto es que es una salsa muy rica que va muy bien si queremos servir puré de patatas o compota de manzana como guarnición, dándoles un sabor muy interesante.

Salsa chimichurri

Esta famosa salsa argentina es perfecta para acompañar carnes asada o a la brasa. Y es que encaja muy bien con las carnes con mucho sabor. La podemos usar tanto para barnizar la carne como para saltearla una vez que la carne ya ha sido cocinada.

Salsa de vino

Para esta receta, lo único que necesitas es reducir la cantidad de vino de una botella al fuego y añadir un poco de azúcar para que se vaya caramelizando. Además, si quieres darle un poco más de potencial puedes echar un poco de sal en escamas sobre la carne. Va muy bien cuando queremos servir el solomillo de ternera en medallones. Por su sabor dulce y potente, encaja perfectamente con este tipo de carne.

Salsa de roquefort

Si te gustan los sabores fuertes y las salsas de queso, esta opción es perfecta. Aunque también puede prepararse con cabrales. Un sabor que contrasta muy bien con el intenso sabor de las carnes rojas. El secreto está en suavizar el queso para que su potencia no termine escondiendo el sabor de la carne que, al fin y al cabo, es la protagonista del plato.

Salsa romescu

La salsa romescu es un gran clásico de la cocina catalana, especialmente para acompañar los calçots. Pero también va muy bien con platos de carne y pescado. Nosotros te recomendamos que barnices el solomillo con un poco de salsa tras haberlos pasado por la sartén o la parrilla.

Salsa de foie

La salsa de foie también es ideal para medallones de solomillo de ternera, pero también con cerdo, pollo o conejo. Matiza su sabor, aportándole un toque muy intenso y fragante. Solamente tienes que preparar un sofrito de cebolla, añadir los trocitos de foie y reducir todo con vino Pedro Ximénez. Después añade un poco de caldo de ave, cuece y reduce. Para terminar, se le da un poco de cuerpo con nata líquida.

Salsa de champiñones y cava

Para hacer esta salsa, solamente tienes que rehogar una cebolla muy bien picada, añadir champiñones que previamente habremos cortado en láminas, una copa de nata y dos copas de cava, y dejar reducir. Una salsa ideal para aquellas ocasiones en las que no tengamos mucho tiempo o no queramos complicarnos, ya que es muy sencilla y rápida de hacer. A la hora de servir, basta con dos cucharadas para disfrutar de un sabor intenso e inolvidable.

Salsa de hongos

Las salsas cremosas, como la de hongos, van muy bien con las carnes rojas. Nosotros te recomendamos prepararla con boletus. Puedes usarla tanto para solomillo de ternera como para cerdo ibérico, por ejemplo.

Salsa de pimientos del piquillo

La salsa de pimientos del piquillo va también muy bien con la carne roja, tanto para rosbif como para solomillo de ternera, a la parilla o cocinado al horno. El resultado es increíble.

Salsa de frutos rojos

La salsa de frutos rojos tiene una presencia muy buena y un sabor delicioso por lo que es perfecta para acompañar carnes rojas, morcillo u ossobuco. De contrastes ácidos que combinan muy bien con el sabor intenso de la carne.

Salsa multiusos

Esta salsa, como su propio nombre indica, es perfecta para acompañar multitud de recetas de carne y ensaladas. Lo ideal es preparar el solomillo y acompañar con una guarnición de patatas confitadas. Solamente necesitas 100 ml de tomate triturado, 3 cucharadas de azúcar moreno, 100 ml de jugo de naranja, 2 cucharadas de miel y 60 gramos de salsa de soja. Tienes que hacer una mermelada de tomate y por otro lado hacer en un cazo la salsa de soja con el zumo de naranja. Mezcla todo y espera a que el fugo le de un bonito color dorado y uniforme.

Todos los comentarios

    Deja un comentario