5 Consejos para comprar carne de calidad

5 Consejos para comprar carne de calidad

En la actualidad, la mayor parte de las personas no saben muy bien cómo elegir la carne que consumen y cómo saber si es de calidad. Lo cual tiene mucho que ver con la falta de tiempo, que hace que muchas veces terminemos comprando los productos envasados de supermercado solamente por su apariencia, sin tener ni idea de cuáles son las mejores piezas. Antiguamente, nuestras madres y abuelas sabías perfectamente qué cortes eran mejores para guisar, freír o empanar y sabían muy bien cómo se llamaba cada uno de ellos.

Lo cierto es que en el mercado y en las carnicerías podemos encontrar carnes mucho mejores que las que compramos habitualmente en el supermercado. Y, por supuesto, la mayor parte de las veces el carnicero que sirve en el mostrador de la carne de un supermercado no cuenta con la experiencia de un carnicero que tiene su propio negocio de barrio desde hace años, ya que muchas veces ni siquiera son profesionales del sector. Pero la triste realidad es que apenas tenemos tiempo en nuestra rutina diaria para acudir al mercado o a tiendas especializadas para comprar la carne. Por eso, a continuación te damos algunos consejos para que vayas a donde vayas sepas si la carne que estás comprando es de calidad.

5 consejos para comprar carne de calidad

Comprar la carne en un sitio de confianza

Lo ideal es ir a la carnicería personalmente, ya que, de esta forma, podrás interactuar con el profesional y aprender cuáles son los cortes que más te gustan, a reconocerlos solamente con verlos y a elegir los mejores para tus recetas.

No obstante si no tienes tiempo, en Enmerjosa ofrecemos un magnífico servicio de carnicería online para que puedas comprar carne de calidad incluso si no encuentras un hueco en tu día a día para acudir al mercado o a la carnicería. Solamente tienes que hacer tu pedido en 5 minutos en el momento que mejor te venga y nosotros la haremos llegar a tu casa completamente fresca y en perfectas condiciones en menos de 48 horas.

Confía en tu vista

Si ves agua gotear en el mostrador o hay demasiados jugos de la carne en la bandeja, esto te estará indicando que no se trata de carne de buena calidad. Intenta elegir siempre piezas que se vean enteras y que no goteen. Además fíjate bien en el color, en el veteado, en la grasa infiltrada y en la proporción de grasa y magro de la pieza.

Infórmate sobre la procedencia del animal y presta atención al etiquetado

Conocer el origen de la carne, cómo se llama la pieza y otros datos importantes sobre el producto te ayudará a elegir un corte u otro. Si lo haces en el supermercado, podrás averiguarlo mirando el etiquetado, pero si vas a la carnicería, podrás preguntárselo en persona al profesional que te atienda. Además, recuerda informarte también sobre la edad del animal, ya que en función de ello, la carne será más blanda o más dura, lo cual es importante para determinados tipos de recetas.

Aprende los nombres de los cortes que te gustan

Nunca pidas filetes tiernos o carne picada sin especificar de qué tipo de corte los quieres. Por ejemplo, si quieres carne para guisar, la mejor es la de cabecero de lomo y la de aguja; si la quieres para empanar, elige espaldilla o cadera; si vas a asarla, mejor espaldilla; y si vas a hacerlo filetes a la plancha, los mejores son los de tapilla.

Tipos de carnes que existen

  • Ternera rosada: son animales de más de 6 meses, pero que aún no han cumplido un año. Hasta los 6 meses son alimentados de leche materna y después siguen siendo alimentados con forraje, pienso y cereales.

 

  • Ternera blanca o lechal: es una carne poco habitual, ya que solamente se encuentra en un 1% del total de la carne que consumimos. Siendo importada de Holanda y Francia. Son animales de menos de 6 meses que han sido alimentados de leche en polvo y su carne no tiene mucho sabor, por lo que no es recomendable comprarla. Pero si es adecuada para personas mayores y niños, puesto que es más blanda que otras.

 

  • Añojo: el añojo es carne de animales que tienen más de un año, pero todavía no han llegado a ser novillos o vacas, es decir, todavía no han cumplido los 20 meses.

 

  • Novillo: son animales de entre 20 meses y 4 años.

 

  • Vaca: animales que ya tiene más de 4 años

 

  • Buey: animal macho que ha sido castrado antes de los 9 meses y que ha sido sacrificado con más de 4 años. Es conocido como cebón cuando el animal es sacrificado antes. En la actualidad, son muchos los sitios en los que supuestamente se comercializa carne de buey, pero lo cierto es que es muy minoritaria y la mayor parte de la carne que se vende como buey en realidad es vaca vieja.

Todos los comentarios

    Deja un comentario