5 Formas de adobar la carne para que quede deliciosa

5 Formas de adobar la carne para que quede deliciosa

Desde tiempos remotos, el adobo ha sido una solución culinaria muy popular para dar sabor, conservar la carne y darle otra textura y otros gustos a la carne. La receta más tradicional es la que se elabora con vinagre, aceite y sal, pero lo cierto es que las posibilidades son muchas y muy variadas. Si estás buscando recetas de adobo para darle otro toque a tus carnes y sorprender a tus invitados cuando vengan a casa a comer o a cenar, hoy en Enmerjosa te traemos un recopilatorio de 5 tipos de adobos caseros para distintos tipos de carnes y cocciones, ya sea a la parrilla, para asar o la plancha.

Todas estas recetas que damos a continuación son para adobar la carne siempre tapada en la nevera con plástico y nunca a temperatura ambiente. Por eso, es muy importante que se planifique con antelación el menú para poder hacerlo, pues requieren de un tiempo de reposo para que la carne absorba bien el sabor.

Adobo para pollo

Entre los adobos para pollo más populares del mundo se encuentra el chimichurri, que se elabora a partir de una mezcla de guindilla, pimentón dulce, orégano, sal, ajo, aceite, pimienta negra, laural y vinagre. Únicamente tienes que triturar la hoja de laurel, picar tres dientes de ajo y mezclarlo con una cucharada de orégano, otra de pimentón dulce, una cucharadita de sal y media cucharadita de guindilla en polvo. Después debes añadir 100 ml de aceite y 20 ml de vinagre de vino. Deja que todo repose al menos dos horas en el frigorífico y unta la carne antes y durante la cocción de la misma. Este adobo también puede usarse para la ternera y servirse en la mesa como si fuera salsa para que los invitados puedan echarse a su gusto.

Adobo para pechugas o lomo

Para lomo de cerdo, filetes de pavo o pechugas de pollo también va muy bien el adobo de finas hierbas. Si quieres hacer unos ocho filetes aproximadamente, necesitarás una cucharadita de perejil, otra de tomillo, otra de eneldo, otra de estragón, dos dientes de ajo, aceite de oliva, sal y dos hojas de laurel. Las especias deben mezclarse en un bol y cubrirlas con aceite de oliva. Después se añaden los ajos enteros ya pelados y las hojas de laurel. Después deberás dejar reposar la mezcla en la nevera al menos tres horas. Una vez transcurrido este tiempo, se vierte la mezcla sobre la carne y se remueve para que coja bien el sabor. Mete la carne con el adobo en el frigorífico y sácala cuando vayas a cocinarla. Debe estar al menos un par de horas.

Adobo para alitas de pollo

Las alitas de pollo están buenas por sí solas, pero si queremos darles un toque distinto, podemos hacer un adobo con una cucharada de pimentón dulce, una cucharadita de curry, otra de comino, un chorreón de vino blanco, sal y aceite de oliva. Solamente tienes que poner las alitas en una fuente, añadir el curry, el comino y el pimentón y mezclar todo bien. Después añadir un chorrito de aceite y otro de vino blanco y meterlas en la nevera al menos tres horas.

Adobo para carnes rojas

La mejor forma de adobar la carne roja es usando ajo, vinagre, cebolla, pimiento rojo, sal, aceite y orégano. Ideal para preparar carnes cuando vamos a hacerlas al horno o a la parrilla. Solamente tienes que picar la mitad de un pimiento rojo y la mitad de una cebolla en cuadraditos muy pequeños. Después debes añadir tres dientes de ajo y mezclarlo todo con bastante orégano hasta que quede bien machacado. Luego tienes que añadir un poco de agua, aceite y vinagre. Tres de aceite por cada dos cucharadas soperas de especias, una de vinagre y media de agua. Por último, se añade sal al gusto y se echa sobre la carne. Lo debes dejar reposar al menos una hora en la nevera, después escurrir y saltear.

En lugar de tirar el adobo, lo que puedes hacer es aprovecharla para ir aplicándola sobre la carne conforme se va cocinando para darle más sabor. Además, si quieres que tenga un toque más picante, puedes echarle una cucharada de pimentón, media cucharada de cayena molida, un chorrito de vino blanco y una cucharadita de pimienta negra. Solamente tienes que aplicarlo a la mezcla de adobo básica que hemos explicado y dejar que repose tres horas en la nevera con la carne.

Adobo para chuletas

Nada mejor que un toque exótico para dar sabor a las chuletas. Solamente tienes que machacar dos dientes de ajo añadir 200 ml de aceite, el zumo de dos limones, pimentón, curry, pimienta y sal al gusto. Después se debe echar la mezcla sobre las chuletas y dejarlas en la nevera durante una hora. Luego se escurren y se cocinan al horno o a la parrilla.

Todos los comentarios

    Deja un comentario