Carne picada: ¿cuáles son los mejores cortes?

Carne picada: ¿cuáles son los mejores cortes?

Hay pocas preparaciones culinarias en todo el mundo que gocen de tanto éxito como la carne picada en todas sus formas. A todos nos encanta disfrutar de vez en cuando de una riquísima hanburguesa, unas albóndigas, un filete ruso o unas keftas turcas. El hecho de venir picada hace que sea mucho más fácil de masticar y además, de esta manera, la carne nos ofrece su sabor en todo su esplendor, haciendo que cada bocado sea más intenso. Pero además, la carne picada absorbe mejor las salsas y aderezos que le añadimos para prepararla.

Podemos encontrarla tanto de cerdo como de ternera, pollo o cordero, y además de poderse servirse tal cual después de ser cocinada, también podemos elaborar diferentes envasados y embutidos con ella. Únicamente tenermos que desmenuzar y cortar los músculos, los nervios y la grasa en la picadora.

Eso sí, debes tener en cuenta que la carne picada posee una superficie mayor que está en contacto con la oxidación que cuando se encuentra en una única pieza, lo que hace que pierda antes su sabor y su aroma, y que además las bacterias la ataquen más rápido, pudiendo causar enfermedades como el E. coli, la salmonela o la listeria. Por eso, te aconsejamos que la utilices lo antes posible o tener una picadora en casa. Si la compramos ya picada, evita las carnes envasadas y pide que te piquen justamente la pieza de carne que quieras, para comprobar que realmente se trata de una parte de la carne limpia y fresca.

Además, también es recomendable preparar nosotros mismos las hamburguesas y demás elaboraciones que vayamos a consumir. Esto no significa que debamos desconfiar de las que compramos, pero lo cierto es que de esta forma minimizamos los riesgos de que se estropeee o de que hayan pasado por un proceso en el que se le hayan añadido conservantes, colorantes y aditivos que no son nada saludables. Si vas a elegir tú mismo la carne para que la piquen delante tuya, debes saber que la preparación que vas a realizar posteriormente influirá mucho en la elección de la pieza. En Cárnicas Enmerjosa nos encanta la carne bien hecha, con sabor y con aroma, y queremos que disfrutes de ello al máximo, por lo que a continuación te explicamos cuáles son los mejores cortes de carne para picar y utilizar en cada tipo de elaboración.

Hamburguesas

Para las hamburguesas es recomendable elegir un corte de carne lo más magra posible, con un porcentaje de grasa de entre un 15% y un 20%, ya que de esta forma obtendremos el mejor sabor, pero de manera saludable. La mejor carne para ello es la de ternera, a ser posible el lomo con vetas de grasa o la paletilla. Pero también son excelentes alternativas la espaldilla de cordero o de cerdo.

Salchichas

Hay muchas salchichas procesadas en el mercado que están elaboradas con los restos de carne sobrantes y que contienen muchos conservantes y aditivos que no son saludables para el organismo. Por eso, siempre es recomendable comprar salchichas de carne fresca en lugar de envasadas. Y si es posible, todavía mejor, hacerlas nosotros mismos. En este caso, la mejor parte  es la espaldilla del cerdo o la paleta o el pecho de la ternera. Pero lo cierto es que cualquier corte de la ternera es adecuado para picar y elaborar salchichas. Si prefieres que tengan menos grasa, lo ideal es comprar carne picada de pechuga de pollo. Incluso, si eres aficionado a la caza, puedes elaborar deliciosas salchichas de venado, cuya carne tiene un sabor mucho más intenso.

Albondigas

Para elaborar albóndigas con salda, el mejor corte es la paleta o al falda de la ternera. Pero si prefieres elaborarlas con cerdo, la mejor parte es la espaldilla y si quieres hacerlas de pollo, el mejor corte es la pechuga. Eso sí, siempre retirando la piel antes de picarla, ya que contiene mucha grasa. Todo depende también de la salsa con la que vayas a aompañarlas. Por ejemplo, si se trata de una salsa suave, puedes optar por la tenera, pero si la salsa tiene un sabor muy intenso y no quieres restarle protagonismo o que el plato quede demasiado fuerte, la mejor opción es la de pollo, aunque también puede usarse la de cerdo.

Para salsas

La carne picada también es un ingrediente muy habitual en multitud de salsas y preparaciones, como la salsa de los espaguetis a la boloñesa o la carne que se prepara para elaborar la lasaña. Si te encantan este tipo de recetas y quieres que tus platos tengan un sabor mucho más rico, utiliza siempre carne picada procedente de la paleta de la ternera, ya que su sabor es mucho más intenso. No obstante, también puedes hacerlo con la espaldilla del cerdo o de la ternera o con la pechuga del pollo sin la piel.

Todos los comentarios

    Deja un comentario