Cómo preparar el entrecot perfecto

Cómo preparar el entrecot perfecto

El entrecot es un corte de carne muy sabroso que se obtiene de la región dorsal del animal, concretamente de la parte del músculo o del conjunto de músculos que se encuentra en la espina dorsal. Lo habitual es que sea de ternera, de la parte de la costilla (la misma de la que se obtiene la chuleta y el chuletón), pero también podemos encontrar entrecot de cerdo o cordero. Pero, a pesar de ser una de las carnes más deliciosas, lo cierto es que el entrecot de ternera no resulta nada fácil de preparar. De hecho, es una de las que más cuesta hacer en casa, por lo que casi nunca conseguimos que nos salga como el que probamos en los restaurantes.

Por eso, si eres un gran amante de esta pieza de carne y quieres aprender a preparar el entrecot perfecto, hoy te traemos algunos trucos y consejos para que puedas conseguirlo y deleitar a tus invitados cuando los invites a cenar a casa.

Cómo preparar el entrecot perfecto

Calidad de la carne

Contar con la materia prima adecuada siempre es esencial para preparar cualqueir receta. En este sentido, para preparar un entrecot perfecto, es clave que la carne que elijamos sea de calidad. De lo contrario, difícilmente podremos lograr un resultado parecido al de los restaurantes. Aunque también encontramos restaurantes en los que la carne da pena.  En la actualidad, podemos encontrar en los mercados carnes de excelente calidad, pero también podrás adquirirlo en Enmerjosa y recibirlo en casa si no tienes cerca de tu casa una carnicería que pueda ofrecerte una pieza con la calidad suficiente.

Atemperar la carne

Es muy importante que antes de ponernos a hacer la carne, la atemperemos, es decir, que la saquemos de la nevera y la dejemos a temperatura ambiente 20 minutos. Si la sacamos del frigorífico y la cocinamos directamente, la plancha bajará de temperatura y corremos el riesgo de que la carne se cueza y esto no es lo que buscamos.

Usar una buena plancha o sartén

No importa si vas a usar plancha o sartén para cocinar la carne, pero sí que ésta sea buena para que sea capaz de coger una buena temperatura. Lo ideal es hacerlo en una parrilla a la brasa, pero si no tienes terraza o jardín para hacerlo y vas a preparar el entrecot en tu cocina, entonces deberás tener buenos utensilios para que la carne salga bien.

Echar la sal

Hay quienes afirman que no es aconsejable echar la sal a la carne antes de cocinarla porque pierde su jugo. Es cierto es que si ponemos la sal un rato antes en la carne y la dejamos reposar, la carne sí perderá su jugo, pero si lo hacemos justo cuando vamos a poner la pieza en al sartén, no hay peligro alguno. Eso sí, nosotros te recomendamos que si vas a echarle sal en escamas o sal gorda, lo hagas después de que la carne ya esté hecha y que entonces la cocines sin sal.

Usar unas pinzas

Lo ideal es utilizar unas pinzas para darle la vuelta, ya que si utilizamos un tenedor o cualquier otro elemento que la pinche, solamente conseguiremos que la carne pierda sus jugos y que no podamos disfrutar de sus sabor en todo su esplendor.

Puntos de cocción

A cada uno le gusta la carne de una manera y, por eso, es habitual que en los restaurantes nos pregunten cómo la queremos. Existen cinco puntos a los que podemos hacer un entrecot. Tomemos como referencia una pieza de carne de 2,5 cm de grosor, que es la medida más habitual que solemos comer en casa.Si es más grueso, recuerda que debes terminar la cocción en el horno. De lo contrario, la carne podría quemarse en la plancha intentando que se haga por dentro, especialmente cuando buscamos puntos más hechos.

Si tienes un termómetro en casa, deberás medir la temperatura para saber a qué punto se encuentra y sacar la carne cuando hayas conseguido el que te guste:

  • Poco hecho: el interior debe estar a 55 grados. Con un minuto de cocción por cada lado es suficiente.
  • Poco menos: el interior debe estar a 63 grados. Con dos minutos por cada lado es suficiente.
  • Al punto: el interior debe estar a 70 grados. Con tres minutos por cada lado es suficiente.
  • Punto más: el interior debe estar a 72 grados. Con cuatro minutos por cada lado es suficiente.
  • Hecho: el interior debe estar a 77 grados. Con cinco minutos por cada lado es suficiente.

Forma de cocción

Calienta bien la plancha y echa unas gotas de aceite en ella o aplícalas directamente sobre el entrecot. Mientras la carne se esté haciendo por cada lado es importante que no la muevas, pues de esta forma corres el riesgo de que la carne se recueza y no quede bien.

Deja reposar la carne 5 minutos

No sirvas la carne justo después de sacarla de la sartén. Es importante que la dejes reposar 5 minutos para que los sabores asienten antes de que empecemos a comer. De esta forma, estará mucho más rica. Como guarnición puedes elegir patatas fritas o panaderas, pimientos, verduras a la plancha, etc. ¡Ahora a disfrutar!

Todos los comentarios