¿Cómo preparar una exquisita fondue de carne?

¿Cómo preparar una exquisita fondue de carne?

La fondue es una de las recetas más representativas de Suiza, concretamente de la zona de los Alpes. En los meses más fríos, no hay nada como sentarse al calor de la chimenea en torno a una cazuela humeante, disfrutando de la buena compañía y de numerosos tipos de guarniciones.

Un plato que se come sumergiendo un pincho con el ingrediente elegido en un medio líquido caliente y que admite tanto verduras como carne y pescado, y que suele ir acompañado de salsas de todo tipo que cada comensal puede ir sirviéndose a su gusto.          Normalmente, se prepara con queso y se come con trocitos de pan o carne.

Para preparar una fondue, es necesario un recipiente o una pequeña olla de barro o de hierro fundido, que se conoce como caquelon, que se llena de un líquido caliente, que puede ser aceite, queso fundido, caldo o chocolate. Además, se usan unos pinchos alargados con el mango de madera, la parte de abajo metálica y un pincho con dos o tres puntas. El caquelon se mantiene caliente con un mechero de alcohol. La fondue se sitúa en medio de la mesa y los comensales van introduciendo su pincho. En el caso de las fondues de carne, se acompañan de varias salsas.

¿Cómo se elabora una fondue de carne o fondxue bourguignon?

Ingredientes para 4 personas

  • 1 Kg de solomillo o de la carne que elijas.
  • Pimienta recién molida.
  • Sal.
  • Aceite de oliva virgen extra.

 

Proceso de elaboración

Corta la carne en trozos y añade sal y pimienta. Después agrega un chorrito de aceite de oliva virgen extra y deja que repose en la nevera. Cuando vayas a usarla, sácala media hora antes para que se vaya atemperando.

 

Salsas para acompañar la carne

1. Salsa de yogurt a la menta

Los ingredientes necesarios son tres yogures griegos, un puñado de hojas de menta y otra de perejil, aceite de oliva virgen extra, media cucharadita de azúcar moreno, un limón, un golpe de jengibre rallado y sal y pimienta al gusto. Pica la menta y el perejil en trocitos muy pequeños. Ralla la corteza del limón y el jengibre y exprime el limón. Después bate el yogur hasta que adquiera una textura cremosa y mézclalo con azúcar moreno. Agrega la sal, el aceite y el reto de ingredientes. Bate y ve probando hasta que quede a tu gusto. Déjalo reposar en el frigorífico para que los sabores se integren bien entre ellos.

2. Salsa Sweet Chili

En el mercado es posible encontrar salsas ya preparadas con un sabor muy parecido al de la salsa casera, pero también puedes hacerla tú mismo en casa. Necesitarás 200 ml de salsa sweet chili y una lima. Pon la salsa en un cuenco y añade la ralladura y el zumo de la lima. Mezcla bien y ve probando hasta que esté a tu gusto.

3. Salsa de mostaza y miel

Necesitarás 200 gramos de mostaza amarilla y dos cucharaditas de miel. Coloca la mostaza en un cuenco y bate con unas varillas hasta que se esponje, añade la miel de forma progresiva y con cuidado sin dejar de batir. Prueba el resultado para darle el sabor que prefieras.

4. Salsa mahonesa con kimchi

Esta salsa se prepara con 200 ml de aceite, un huevo grande, sal, un limón o vinagre y un kimchi. Echa aceite, un huevo y una cucharadita de sal en el vaso de la batidora. Bate todo bien hasta que vaya adquiriendo textura de mahonesa y el aceite emulsione. Después, añade el zumo de un limón o un chorrito de vinagre, según prefieras o del uso que vayas a darle luego. Prueba para comprobar el punto de sal y limón y rectifica si es necesario. Mezcla un par de cucharadas de kimchi con la mahonesa y emulsiona bien.

5. Salsa de tomate picante y especiada

Los ingredientes que necesitarás son 300 gramos de puré de tomates, 40 gramos de azúcar, 50 ml de sidra de vinagre, salsa picante, media cucharadita de pimentón, 30 ml de salsa Worcesterhire y sal. Pon el azúcar en seco en un cazo hasta que se derrita y se convierta en caramelo, pero con cuidado de que no se queme. Cuando se haya dorado, corta la cocción con el vinagre y añade el puré de tomate y el resto de ingredientes. Mézclalo todo muy bien y deja reducir a fuego lento hasta que tome textura de mermelada.

6. Soja tuneada

Para preparar esta salsa, lo ideal es usar sake, mirin y vinagre de arroz, pero si no tienes, puedes usar vino de Jerez seco y un vinagre suave de sidra. Necesitaremos 200 ml de salsa de soja, 50 ml de sake y 30 ml de mirin o vino fino de Jerez, 25 ml de vinagre, un limón, una naranja, una lima y una cucharadita de azúcar moreno.

Pon los ingredientes líquidos en una botella, agrega las pieles, únicamente las partes pigmentadas sin la parte blanca, y el jugo de los cítricos. Añade el azúcar con cuidado hasta que esté a tu gusto. Cierra y agita bien, y después deja reposar antes de servir.

Todos los comentarios

    Deja un comentario