Consejos para preparar una tabla de embutidos para una cena

Consejos para preparar una tabla de embutidos para una cena

¿Tienes una cita en casa? ¿Van a venir unos cuantos invitados a cenar? Sea cual sea la ocasión, una tabla de embutidos puede ser la salvación, cuando no te sientes inspirado a la hora de preparar los aperitivos o incluso la cena.

Lo mejor de una tabla de embutidos es que todo está preparado y lo único que tienes que hacer es elegir tus favoritos y colocarlo todo para hacer que todo quede bonito. Es fácil y delicioso y puede resultar elegante o informal, según el tipo de cena que sea. Puedes incluir desde patés hasta quesos artesanales, pero lo que nunca puede faltar es una selección de embutidos de excelente calidad.

Hoy en Enmerjosa queremos explicarte las maravillas de las tablas de embutidos, y de paso ayudarte a crear la mejor tabla, que dejará con la boca abierta a tu cita, a tus amigos o a tus familiares. Solo tienes que seguir nuestros consejos, para conseguir preparar una tabla de embutidos para una cena perfecta.

¿Por qué son tan populares las tablas de embutidos?

La principal razón por la que cada vez son más populares las tablas de embutidos, es porque a la gente le gusta tener donde elegir y la abundancia, sobre todo a la hora de comer. Coloca una tabla de embutidos delante de la gente y podrán elegir lo que les gusta, haciendo las combinaciones de sabores que les atraigan, es algo así como una versión alimenticia de “elige tu propia aventura”.

Con uno o dos productos, es un aperitivo o una comida ligera, perfecta para acompañar las bebidas. Si te esmeras, también es muy fácil de hacer para un entretenimiento elegante o para una cita informal. Según la decoración, y los productos que utilices podrás hacer tablas para cualquier tipo de evento.

Sin embargo, no hace falta que sea nada ostentoso. A veces lo mejor es limitarse a un tipo de carne, un buen queso y algunas aceitunas. Que sea una tabla sencilla, o que sea una auténtica locura de sabores y colores, no importa, siempre va a resultar deliciosa.

Cómo preparar una tabla de embutidos

En primer lugar, no sientas que tienes que tirar la casa por la ventana. Una sencilla tabla, con productos de calidad será suficiente. Es mejor usar un solo embutido y un solo queso de calidad, que poner mucha variedad de sabores sosos.

  1.        Elige tu tabla. Por si acaso te preguntas si necesitas una elegante tabla de embutidos de mármol y madera, la respuesta es no. Claro que la presentación es importante, y siempre quedará más vistosa si usas una bonita tabla o bandeja, pero puedes utilizar cualquier tabla de cortar o plato que tengas en casa.
  2.        Pequeños cuencos. Pon un par de cuencos pequeños para cosas como aceitunas, uvas, mermeladas, salsas, frutos secos, o cualquier otra cosa que no quieras esparcir por toda la tabla. Los cuencos, además, añaden altura a tu tabla y también te dan más espacio porque puedes apoyar/apilar cosas contra ellos.
  3.        Carnes y quesos. Una vez que los cuencos estén en la bandeja, añade las carnes cortadas, bien en filas ordenadas o en un montón orgánico. Para facilitarte las cosas, en Enmerjosa puedes encontrar embutidos de excelente calidad, ya loncheados. Que no falte en tu tabla salchichón ibérico, chorizo ibérico, lomo ibérico, y por supuesto la gran estrella, el jamón serrano Duroc. Añade un buen queso, y ya tienes la base.
  4.        Panes y galletas. Apila o coloca los carbohidratos en pequeños montones, manteniendo las galletas saladas con las galletas y los panes con los panes. Los picos y los colines también son un complemento perfecto para acompañar a los embutidos.
  5.        Algo para untar. Un complemento que le va muy bien a los embutidos son las mostazas, pero también cualquier mermelada que tengas por ahí valdrá para ir cambiando de sabores y combinaciones. Puedes incluir paté para untar, para añadir más variedad a la tabla.
  6.        Fruta y guarnición. Añade algunas frutas y frutos secos para dar color y aportar otras texturas. Las uvas y las manzanas son un complemento ideal, al igual que las nueces y los piñones, pero siempre puedes añadir los ingredientes que más te gusten. Otro complemento que va muy bien para acompañar al embutido son los pepinillos encurtidos y las aceitunas.

¿Cuánta cantidad de embutido por persona hay que poner?

Es bueno tener una mezcla de carnes y quesos, pero la proporción siempre va a depender de ti. A continuación te damos unas medidas básicas, basándonos en un pedido mínimo de 60 g de cada ingrediente por persona.

  •          Como aperitivo, lo ideal es pedir al menos 2 tipos de embutidos y quesos diferentes por persona (120 g en total por persona).
  •          Como plato principal, es mejor pedir 4 clases de embutidos y quesos diferentes por persona (240 g en total por persona).

Esto es una estimación aproximada que depende de lo mucho (o poco) que comáis entre todos los asistentes a la cena, pero como es mejor tener demasiada comida en lugar de quedarse sin ella (especialmente si se trata de una cena), ve sobre seguro y pide 120 g por artículo. No te preocupes, porque si sobra (cosa que no suele pasar) ya tendrás aperitivo o cena para otro día.

 

Ya tienes toda la información necesaria para preparar la mejor tabla de embutidos para una cena, ya sea como aperitivo, o como plato principal. Y recuerda, confía en Enmerjosa para comprar tus embutidos, que te serán entregados en la comodidad de tu hogar.

Todos los comentarios

    Deja un comentario