¿Cuáles son las carnes con mejor relación calidad-precio?

¿Cuáles son las carnes con mejor relación calidad-precio?

Hasta hace unos años, en las carnicerías de vendía un poco de todo, pero hoy, en una sociedad en la que cada vez dedicamos menos tiempo a la cocina, son muchos los clientes los que optan por comprar piezas de carne que puedan preparar y cocinar en unos minutos y que no requieran de mucha destreza, como pechuga de pollo, filetes de ternera o de cerdo o carne picada para hacer hamburguesas o albóndigas.

Pero además, según el último Informe Anual de Consumo Alimentario, cada vez compramos más carne envasada de las bandejas del supermercado. Sobre todo pollo (37,2 %), cerdo (29,3 %) y vacuno (14,8 %). No obstante, esta publicación también revela que el consumo en España ha descendido en un %%, situándose actualmente en unos 47,6 kg por persona al año. Eso sí, el gasto se ha incrementado en un 1,1% debido al aumento del precio medio.

La cuestión es que solamente hay que darse una vuelta por alguno de los cientos de mercados municipales que podemos encontrar en nuestro país para darnos cuenta de que la oferta de carne va mucho más allá del pollo, el cerdo y la ternera, y que muchas de las piezas que podemos adquirir tienen precios bastante asequibles. ¿Quieres saber cuáles son las carnes con mejor relación calidad-precio del mercado?

Manitas de cerdo (2,50 €/kg)

Las manitas de cerdo son una de las carnes más baratas que existen. El único inconveniente es que no a todo el mundo le gusta su textura gelatinosa. En cambio, para muchos cocinillas son un verdadero manjar. Lo ideal es pedirlas en la carnicería ya troceadas para echárselas a unas lentejas o a unas judías, pero también podemos guisarlas de manera tradicional.

Pollo entero (2,90 €/kg)

En la actualidad, es bastante habitual que compremos solamente la parte del pollo que nos gusta, pero lo cierto es que es una práctica bastante insostenible y poco económica. Los muslos de pollo suelen rondar los 3 o 4 € por kg y las pechugas unos 6 € por kilo. Por eso, es más recomendable comprar el pollo entero y después cocinarlo por partes para cada receta, sin tener que usarlo todo a la vez, ya que podemos congelarlo. Incluso podemos aprovechar la carcasa para hacer un suculento caldo. Aunque también podemos hacerlo entero en una de las recetas más deliciosas del recetario español: el pollo asado.

Corazones de pollo (3,20 €/kg)

Aunque en España no es muy habitual, lo cierto es que los inmigrantes brasileños, colobianos y japoneses que viven en nuestro país los usan bastante. Los sudamericanos para preparar brochetas y los japoneses para preparar sus yakitoro. Aunque lo cierto es que hay una ciudad de España donde destacan especialmente: Ceuta. Los marroquís los usan para preparar una especialidad local, el Ras Hanout. Los corazones de abren y se aliñan con una mezcla de especias marroquís para después cocinarlos a la plancha. Una preparación muy típica de la ciudad que se sirve tanto como tapa como en un bocadillo con alioli.

Corazón de ternera (3,20 €/kg)

La receta estrella de la casquería siguen siendo los callos, siendo el corazón de ternera uno de los ingredientes más deliciosos con los que podemos prepararlos. Muy populares también entre los inmigrantes latinoamericanos, al igual que los corazones de pollo, para preparar anticuchos, brochetas de carne adobada. Esto ha hecho que hayan cobrado un mayor impulso en los últimos años en nuestro país. Lo bueno de este tipo de piezas es que son 100% proteína. Eso sí, es importante que siempre sean muy frescos y que se limpien bien para quitarles toda la sangre, si es necesario en agua con hielo.

Tira de costilla (7 €/kg)

Las costillas de cerdo son una de las piezas estrella de los meses estivales, siendo usadas en las barbacoas. Sin embargo, pueden aprovecharse para otras muchas elaboraciones. Por ejemplo, podemos hacerlas guisadas o al horno con salsa de limón y perejil.

Carne magra de ternera (8 €/kg)

Si hace unos años la carne de ternera para guisar era una de las preferidas por las amas de casa, hoy en día se ha convertido en uno de los cortes menos populares. Estamos hablando de piezas estrechas, con poca grasa, como la espaldilla o la aguja. A pesar de ser uno de los cortes más baratos de la ternera, actualmente es de los que menos consumimos en España. Carne que queda deliciosa con un poco de agua, vino y verduras, y que ha empezado a resurgir gracias al batch cooking, es decir, cocinar de golpe para toda la semana.

 

Todos los comentarios

    Deja un comentario