¿Cuánto dura la carne después de descongelarse?

¿Cuánto dura la carne después de descongelarse?

Seguro que alguna vez te ha pasado. Has llegado a casa con una bandeja de filetes del supermercado y la metes en la nevera pensando que vas a consumirla pronto. Los días pasan y antes de que caduque, decides congelarlos. Días más tarde sacas el paquete para comértelo pero al final no lo haces. ¿Cuándo caduca? Si cuando los congelaste quedaban aún tres días para que caducara, ¿siguen quedando tres días antes de que se pongan malos o la fecha de caducidad varía una vez que ya los hemos congelado?

Podemos correr la carne sin correr ningún riesgo siempre y cuando la carne que hayamos comprado se encuentre en buenas condiciones y el transporte, la manipulación y el almacenamiento se hayan llevado a cabo de manera segura.

Una vez que hemos descongelado la carne, es aconsejable consumirla antes de que hayan pasado 24 horas. Eso sí, si queremos aumentar aún más su vida útil, podemos cocinarlo y refrigerarlo más tarde, aunque nunca más de tres días, o incluso volver a congelarlo. Lo que no debemos hacer bajo ningún concepto es volver a congelarlo una vez que se ha descongelado.

Hay que tener en cuenta que la congelación solamente ralentiza el deterioro del alimento, pero no evita que se ponga malo. Pero tampoco elimina los microorganismos, sino que únicamente detiene su desarrollo. La carne manipulada adecuadamente y almacenada en el congelador a menos de 17 grados bajo cero es completamente segura, aunque puede deteriorarse pasado un tiempo. Las bacterias se mantienen en estado latente en la carne congelada, pero cuando se descongela, las bacterias vuelven a reactivarse.

Es precisamente por esta razón por lo que debemos prestar especial atención durante la descongelación, pues se produce una pérdida de agua rica en nutrientes que conforma un excelente caldo de cultivo para la proliferación de microorganismos. Con lo cual, es de vital importancia que este procedimiento de descongelación se realice en la nevera. Además, es recomendable que no descongeles la carne sobre la encimera de la cocina y que no la dejes fuera de la nevera más de dos horas. En verano incluso debe reducirse este tiempo. Y, por supuesto, jamás debes descongelar la carne en agua caliente.

Descongelar la carne en la nevera

Si la temperatura de la nevera es de entre 1 y 4 grados centígrados, la carne puede ser descongelada dentro de la misma sin que haya ningún peligro. Pon un plato debajo del alimento para que los jugos no goteen y puedan caer encima de otros productos, sobre todo los que se consumen sin calentarse o cocinarse.

Por ejemplo, la carne picada descongelada en el frigorífico debe usarse de forma inmediata. Una vez que la carne se congela y se descongela, su deterioro se produce más rápido que la carne que nunca ha sido congelada. Por su parte, los cortes enteros de carne, como las chuletas o el rosbif, pueden ser usados dentro de los 3 a 5 días posteriores siempre que se mantengan dentro de la nevera.

Además, debes saber que la carne que ha sido descongelada en la nevera puede volver a congelarse sin necesidad de cocinarse, aunque es cierto que la calidad siempre será más baja. Por eso, aunque no haya ningún riesgo de consumo, siempre es recomendable que la carne que hayamos descongelado se cocina antes de volver a congelarla.

Descongelar la carne en agua fría

También podemos usar agua para descongelar la carne, pero siempre fría, nunca caliente. Además, es aconsejable que el procedimiento se lleve a cabo dentro de un envase o bolsa. Sumerge la bolsa en agua fría y ve cambiándola cada media hora para que se mantenga fría. Recuerda que la temperatura nunca debe ser superior a 21 grados.

Una vez que la hayas descongelado, métela en la nevera y cocínala. Eso sí, a diferencia de la carne descongelada en la nevera, cuando lo hacemos con agua fría, debemos cocinarla antes de volver a congelarla.

Descongelar la carne en el microondas

El microondas también es otro medio que podemos usar para descongelar la carne. Aunque de esta forma es mucho más complicado mantener la calidad, sobre todo si ponemos la potencia al máximo. Antes de proceder a descongelar la carne en el microondas, debemos retirar el envase y las bandejas de espuma que pueda traer. Descongela a la mínima potencia para que la energía del microondas penetre hasta el centro de la carne.

La mayor parte de los microondas disponen de un programa para descongelar e incluso sugieren el tiempo necesario para ello y las veces que debemos dar la vuelta al alimento para mantener la calidad. Recuerda que la carne descongelada en el microondas tiene que cocinarse de forma inmediata después de descongelarse.

Todos los comentarios

    Deja un comentario