La mejor receta de pavo relleno al horno para Navidad

La mejor receta de pavo relleno al horno para Navidad

El pavo al horno es la receta estrella de las comidas navideñas. Una de las recetas más típicas y tradicionales en esas fechas. Y no sólo en España, sino en muchos países del mundo. Por eso, si este año estás buscando recetas típicas para la cena de Nochebuena o Nochevieja o para las comidas de Navidad y Año Nuevo, no puedes dejar de tener en cuenta el pavo al horno como plato principal.

Este plato comenzó a popularizarse entre la realeza y las familias nobles cuando los colonos españoles lo introdujeron en España después de viajar a América. Es cierto que al principio no tuvo mucho éxito por ser una carne más seca y con menos sabor que el pollo, pero poco a poco se fue extendiendo y hoy es uno de los platos que solamente se cocinan para ocasiones especiales como la Navidad. Pero además, se ha hecho muy famoso por ser el plato por excelencia de la cena de Acción de Gracias de los estadounidenses.

Por lo general, el pavo suele prepararse al horno y acompañado con algún tipo de guarnición, ya sea de patatas o de verduras. Y, aunque existen muchas versiones diferentes y deliciosas para todos los gustos, hoy en Enmerjosa hemos querido traerte la más tradicional, la de toda la vida, la que para nosotros es la mejor receta de pavo relleno al horno para Navidad. Una receta bastante sencilla que se preparar en solamente 30 minutos y entre 4 y 5 horas de horno.

¿Cómo preparar pavo al horno para Navidad?

Ingredientes

  • Pavo de 6,5 a 7 kg, preferiblemente hembra.
  • Manteca de cerdo
  • Agua
  • Sal
  • 50 ml de vino dulce
  • Una cebolla
  • 300 gr. de panceta
  • Una manzana
  • 4 Rebanadas de pan duro
  • Orejones
  • Ciruelas pasas
  • Un vaso de caldo de ave
  • Una bolsa de brotes de lechugas variadas
  • Un racimo de uvas
  • Una naranja

 

Modo de preparación

1. Lo primero que debemos hacer es limpiar muy bien el pavo, quitando los cañones y las plumas que no haya retirado el carnicero con unas pinzas. Después, chamuscamos con un soplete las plumas más pequeñas para "depilarlas". Si no tienes soplete, puedes usar cerillas.

2. Con ayuda de una jeringuilla, inyectamos 50 ml de vino dulce en diferentes lugares de la pechuga y las patas para que la carne quede jugosa. Luego, salamos la carne tanto por el exterior como por el interior, y le aplicamos una capa de manteca de cerdo.

3. Pon el horno a precalentar a 220 grados y mientras tanto iremos preparando el relleno. El primer paso será rehidratar las ciruelas pasas y los orejones, y cortarlos en trozos. Después picamos la panceta en trozos muy pequeños y la mezclamos con los otros ingredientes en un cuenco. Luego empapa las rebanadas de pan duro en el caldo de ave. Por último, corta las manzanas en gajos y añádelas también.

4. Cuando tengamos mezclados todos los ingredientes del relleno, llega el momento de rellenar el pavo. Lo más recomendables es coser la abertura con hilo de cocina para que el relleno no se salga mientras se hace al horno. Por cada kilo de pavo deberá estar 45 minutos en el horno.

5. Una vez que el pavo lleve 2 horas en el horno, es aconsejable cubrir la pechuga, los muslos y las puntas con una hoja de papel de aluminio. De esta forma evitaremos que se queme en exceso y que la carne se reseque.

6. Cuando el pavo esté listo, separaremos las patas y cortaremos las pechugas del pavo en lonchas y las repartiremos entre los comensales. Podremos servir la salsa sobre la carne directamente o ponerla en una salsera para que cada persona se eche la cantidad que prefiera.

7. Como guarnición, podemos incluir algunas uvas y un poco de lechuga aliñada, pero hay quienes prefieren servirlo con patatas cocidas con mantequilla o hechas en aceite con forma redonda. La cuestión es que son muchas las opciones para acompañar la carne. Todo depende de los gustos de los comensales que estén invitados a comer. Eso ya lo dejamos a tu elección.

 

 

 

Todos los comentarios

    Deja un comentario