Las mejores carnes para el crecimiento infantil

Las mejores carnes para el crecimiento infantil

En los últimos años, algunas inexactitudes y malas interpretaciones de los resultados de prestigiosas investigaciones científicas han puesto seriamente en duda los beneficios del consumo de carne, sobre todo de la carne roja.

La cuestión es que si atendemos a las opiniones de numerosos profesionales de la medicina, la carne no solamente no es dañina para la salud, sino que además es un alimento fundamental para nuestro organismo dentro de una dieta equilibrada, especialmente en la de los niños pequeños. De hecho, los pediatras afirman que es esencial para el correcto crecimiento de los más pequeños.

La relación entre el consumo de carne y la salud es una cuestión de equilibrio. Se considera adecuado consumir entre 3 y 4 raciones de carne por semana para llevar una alimentación saludable y compensada. Además, existen muchas formas distintas de cocinarla, siendo las más saludables aquellas que abusan menos de las frituras y del contacto directo con el fuego. En este sentido, las mejores preparaciones son el vapor, los guisos y la plancha, utilizando siempre aceites de calidad que no hayan sido previamente usados.

Beneficios de la carne en el desarrollo de los niños

Según expertos de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (SEMERGEN), los nutrientes que aporta la carne de vacuno contribuye alcorrecto funcionamiento del sistema nervioso y muscular y es beneficiosa para la piel y para la vista. Lo que significa que la carne roja es un alimento imprescindible en nuestra dieta por ser una gran fuente de minerales y vitaminas. De hecho, los bebés pueden consumirla a partir de los 7 meses de edad.

  • Hierro: se trata de un elemento indispensable para generar y mantener en buen estado nuestros glóbulos rojos, que son los encargados de repartir el oxígeno por nuestro cuerpo. Pero además, la falta de hierro puede provocar anemia, por lo que es fundamental para nuestra salud.

 

  • Zinc: es un mineral que favorece el crecimiento y fortalece nuestro sistema defensivo, especialmente importante para los niños, que se encuentran en plena etapa de desarrollo.

 

  • Proteínas de alta calidad: la carne es rica en aminoácidos esenciales que nuestro organismo no es capaz de generar en cantidades suficientes por sí solo, por lo que necesita obtenerlo de otros alimentos.

 

  • Vitamina B12: además de ayudar al buen funcionamiento de nuestro cerebro, la vitamina B12 es esencial para la salud de nuestro sistema nervioso. Y, al igual que el hierro, es fundamental para mantener en buenas condiciones nuestros glóbulos rojos y para prevenir la anemia.

 

  • Bajos niveles de grasa: hay muchas carnes como la carne roja o la carne de pollo que presentan un contenido de grasa muy escaso, sobre todo algunos cortes en concreto.

 

¿Cuáles son las mejores carnes para los niños?

La elección del tipo de carne es fundamental para el buen desarrollo de nuestros hijos, siendo preferibles los cortes con menos grasa y las cocciones más saludables, apostando por la plancha antes que por las frituras o los guisos muy grasos. Pero lo cierto es que cualquier forma es buena para que tomen este alimento tan necesario para ellos.

Carne de cerdo

La carne de cerdo es una de las mejores para la alimentación infantil, ya que posee una gran cantidad de vitaminas del grupo B, además de importantes minerales como el fósforo y el hierro, indispensables para el desarrollo tanto físico como mental. Eso sí, tiende a ser más grasa que otros tipos de carne, por lo que es recomendable elegir cortes más magros como el lomoo las chuletas.

Carne de ternera

La carne de ternera es una de las más populares en España, proporcionando una gran cantidad de proteínas de alto valor biológico, esenciales para favorecer el adecuado desarrollo de nuestros pequeños. Además, es rica en vitaminas del grupo B, lo que resulta fundamental para el buen funcionamiento del sistema inmunológico.. Y además posee hierro, que los ayuda a crecer más fuertes. Piezas como el solomillo, el lomo, o los filetes de cadera, pueden ser perfectas para ellos.

Carne de pollo

El pollo es un alimento imprescindible en la alimentación de los niños, ya que es rica en proteínas y su contenido de grasa es muy bajo. Ya sea la pechuga, los muslos o las alitas, este tipo de carnes es siempre una de las preferidas por los más pequeños. Además, puede prepararse de muchas formas distintas.

Otras carnes

Es importante que la dieta sea variada y de esta forma los niños se cansan menos. Además del cerdo, la ternera y el pollo, hay otras carnes que también son excelentes para ellos, como el conejo, el potro o el pavo. Lo mejor es ir probando distintos tipos de carnes para que, poco a poco se vayan acostumbrando a los sabores.

Todos los comentarios

    Deja un comentario