Las mejores carnes para las barbacoas de verano

Las mejores carnes para las barbacoas de verano

Con la llegada del verano, a todos nos entran muchas ganas de disfrutar del buen tiempo y de pasar más tiempo con nuestros familiares y amigos. Y, ¿qué mejor forma de hacerlo que organizando comidas y barbacoas juntos en la terraza o el jardín de nuestra casa? Eso sí, al contrario de lo que ocurre con los platos de invierno, en verano nos apetecen platos más ligeros y saludables, acompañados de verduras y frutas y cocinados más a la plancha que fritos o guisados. Por eso hoy, en Enmerjosa queremos darte algunas recomendaciones sobre las mejores carnes para las barbacoas de verano y algunos trucos y consejos sobre cómo prepararlas.

Carnes más recomendadas para una barbacoa

Carne de cerdo blanco y cerdo ibérico

En lo que respecta al cerdo, las piezas más recomendadas son la panceta, las costillas y los preparados como el chorizo criollo o el chorizo rojo. Además, una magnífica opción es ir probando los diferentes cortes del cerdo ibérico, especialmente la presa, el secreto o la pluma. Debido a la gran cantidad de grasa infiltrada que contienen estas piezas, resultan ideales para hacer a la barbacoa. Cuando se cocinan se produce un caramelizado en la parte exterior por la intensa fuente de calor que recibe, pero sus jugos se mantienen en el interior.

Carne de vaca y de ternera

La carne de vaca y ternera son una opción deliciosa para todo el año pero las piezas que quedan mejor para una barbacoa de verano son el chuletón, el entrecot y el solomillo. Pero también otros cortes muy típicos en Argentina y válidos igualmente para las razas españolas como son el asado de tira, la entraña o el vacío, pizas que destacan sobre todo por su jugosidad.

Carne de cordero

El cordero es, sin duda, una de las mejores carnes para preparar a la brasa o a la barbacoa gracias a su elevada cantidad de grasa infiltrada y a su sabor intenso y agradable. Del cordero, las mejores piezas de carne para la barbacoa con las chuletillas, la pierna o paletilla y el carre entero, preferiblemente de cordero lechal, ya que es mucho más jugoso.

 

Mejores formas para preparar la carne de una barbacoa

La carne debe atemperarse al menos dos o tres horas antes de empezar a cocinarla, por lo que deberás sacarla de la nevera. De lo contrario, se quedará fría por dentro. Además, antes de ponerla en la parrilla, debes asegurarte de que la superficie de contacto esté muy caliente y a una altura de unos tres o cuatro centímetros para darle un golpe de calor intenso que selle la carne y evite que los jugos se salgan durante la cocción. Si no se hace de esta forma, la carne se quedará seca. Después, podemos levantar la parrilla unos 5 o 6 centímetros, en función del punto deseado. Si después de un tiempo de cocción, al pinchar la carne, aún sigue saliendo sangre, quiere decir que le falta tiempo de cocción.

Con respecto a la sal, la polémica está servida. Nosotros recomendamos que, para las chuletas de ternera, se cubra la pieza entera con sal gorda antes de cocinarla. Una vez cocinada, se escurre la sal sobrante, ya que será la propia carne la que vaya absorbiendo la sal que necesite. No obstante, hay quienes opinan que el momento ideal para añadirla es la segunda vuelta o, incluso, una vez cocinada. Porque consideran que es preferible quedarse escaso de sal porque la carne admite que se añada posteriormente y que, de esta forma, la carne queda a gusto para todo el mundo.

Pero además de echar sal, también se pueden añadir especias, ya que esto le dará un toque más apetitoso a la carne. Por ejemplo, puedes agregar, tomillo, romero o un majadillo de ajo, aceite y perejil.

En cuanto al tipo de barbacoa, debes saber que el secreto del sabor de una buena carne está, además de en la propia calidad de la pieza, en la propia barbacoa. Y es que la carne está directamente en contacto con el hierro y, al cambiar la altura de la parrilla, se obtiene el toque perfecto y no existe transferencia de sabores. De esta forma, se consigue un tostado superficial crujiente muy agradable que resulta difícil de lograr con otro tipo de cocinado.

Por otro lado, una de las claves para que la barbacoa salga perfecta, es la elección de la barbacoa. Las mejores son las de leña o carbón vegetal y las de gas, ya que consiguen una potencia de fuego alta que ayuda a conseguir el mejor resultado para la carne. Mientras que otras como la parrilla de piedra volcánica confieren un toque muy especial a los asados. Y, para la elección de la leña, las mejores son la de poder calorífico lento, como las de roble y encina. Aunque también son buenas opciones las de vid y naranjo.

 

Todos los comentarios

    Deja un comentario