Platos de carne fría para la playa o el trabajo

Platos de carne fría para la playa o el trabajo

Ahora que se acerca el verano, los platos de carne fría se convierteN en una alternativa deliciosa para llevar a la playa. Pero también pueden ser una opción muy interesante cuando tenemos que llevarnos la comida a la oficina, para hacer picnics en el campo o para crear menús realmente sofisticados cuando tenemos invitados a comer a casa. Es cierto que lo más habitual es servir la carne cocinada recién hecha o calentarla si se ha enfriado, existen algunas preparaciones que quedan muy bien cuando la carne ya está fría y que se agradecen en los meses de calor, cuando necesitamos preparar una comida más informal o cuando queremos irnos a comer al aire libre.

Debes saber que, en general, casi todas las carnes de cerdo, ternera y pollo pueden servirse frías. La única excepción es la carne de cordero pues su grasa se vuelve sólida cuando pierde el calor, por lo que la textura no resulta tan agradable al comerla. La mayor ventaja es que este tipo de platos dan mucho juego. Uno de los mejores ejemplos de ello es el carpaccio de carne de ternera, pero obviamente no es la única opción de la que puedes disfrutar o con la que puedes sorprender a tus invitados en una comida en casa. Lo único que debes tener en cuenta es que la carne al enfriarse se vuelve dura, lo que puede hacer que la masticación y la digestión sean complicadas. Por eso, la clave está en hacer cortes muy finos.

Cómo preparar platos de carne fría

Las mejores cocciones para preparar platos de carne fría son las siguientes:

  • Carne asada o guisada: los trozos deben preparase en tamaño grande en el horno o en la olla, añadiendo especias al gusto o rellenas. Cuando estén listas y se hayan enfriado, cortaremos rodajas muy finas y lo serviremos con salsas de mostaza, kétchup de calidad o curry que hayamos preparado en casa.

 

  • Carne empanada: también podemos empanar las chuletas o filetes de ternera con harina, pan rallado y huevo batido y después freírlos. Cuando se enfríen, podemos acompañarlos de un salpicón de pimiento, ajo y cebolla. Si lo mezclas todo, conseguirás que la carne quede más suave y que pueda masticarse y digerirse con mayor facilidad.

 

  • Pasteles: los pasteles de carne se elaboran con carne picada, nata y huevos. Además, podemos añadir un poco de verdura cocinada como setas, espárragos o pimientos. Todo ello deberá prepararse al baño María. Cuando se haya enfriado, cortaremos en trozos muy pequeños como si fuera embutido. A estas preparaciones les van muy bien las salsas agridulces, de mayonesa casera o de yogurt.

 

  • Rellenos: también puedes aprovechar carne fría que hayas hecho para preparar rellenos. Por ejemplo para pimientos después de haber sido horneados. Ideales para entrantes fríos o templados. Pero también puede usarse para empanadas que se comen a temperatura ambiente.

 

Recetas de platos de carne fríos

  • Roastbeef al horno: este asado se sirve en finas lonchas cuyo interior queda rosado y se acompaña con la salsa hecha con el caldo de su propio asado o con compotas de frutas para darle un contraste dulce.

 

  • Empanada de pollo con champiñones y setas: elabora un relleno con sofrito de cebolla, pimiento verde y ajo y cuando esté listo añade los filetes de pollo en trocitos pequeños. Puedes adobar el pollo antes de cocinarlo con ajo, sal, pimentón dulce y aceite. Añade los champiñones y las setas cortados y extiéndelo todo en la masa de hojaldre en la fuente del horno. Tapa con la masa y deja que se hornee hasta que esté listo.

 

  • Pastel de carne: esta receta puede hacerse con patatas asadas enteras y después trituradas o directamente con puré. Rehoga la carne con otros alimentos que le aporten sabor como chistorra, pimienta o hierbas aromáticas y después córtala en capas en una fuente en el horno, poniendo una capa de carne y otra de patatas como un milhojas. La base y la parte de arriba deben ser de patata.

 

  • Pimientos del piquillo rellenos: aparta los pimientos que quieras servir y usa el resto para preparar el relleno y la salsa. Para el relleno puedes añadir, además de la carne, cebolla, pimientos, calabacín, zanahoria y un poco de miga de pan remojada en leche para dar consistencia.

 

  • Flamenquines de pimiento, jamón y espárragos: un plato sencillo de preparar, que da mucho juego y que siempre queda delicioso. Solamente necesitas cortar los filetes de ternera muy finos y enrollarlos con los demás ingredientes en su interior. Después empana con harina, huevo batido, pan rallado, ajo y perejil.

 

  • Bocadillo vegetal de pollo asado y tortilla: este bocadillo es ideal para llevarlo a la playa, delicioso y saludable. Solamente tienes que hacer las pechugas de pollo a la plancha y cortarlas en tiras. Colocar en el bocadillo con la tortilla francesa con tomate, lechuga y mayonesa y quedará riquísimo.

Todos los comentarios

    Deja un comentario