¿Por qué es tradición comer pavo en Navidad en España?

¿Por qué es tradición comer pavo en Navidad en España?

A dos semanas de la Navidad, ya empiezan las compras, las reuniones familiares y de amigos, y también llega la eterna pregunta para aquellos a los que les toca organizar la comida en casa. ¿Qué preparo para Navidad? En estas fechas una de las recetas infalibles que se han convertido en una auténtica tradición en España es el pavo relleno al horno. Pero, ¿sabes desde cuándo el pavo es un plato navideño en España y porqué es tradición comerlo en estas fechas?

Lo más curioso es que el pavo no era un plato tradicional haces unos siglos porque de hecho no existía en Europa hasta que los primeros colonizadores llegaron a América. El pavo es el único animal doméstico originario del norte de América y que fue domesticado por los nativos mexicanos antes de la llegada de los colonizadores españoles e ingleses. Siendo considerado por los mayas como un animal sagrado. Los mexicas lo relacionaban con el Dios Tezcatlipoca y las deidades del sol y de la vida. Y las culturas Apache y Hopi le atribuían propiedades curativas y agrícolas, como un dador de vida y partícipe de la creación de la Tierra.

Las especies silvestres se distribuyen desde el norte de Estados Unidos hasta el centro de México. Un animal de extraordinarias dotes reproductivas y mansos para ser criados en domesticidad y que normalmente solamente se consume en la cena de Navidad en Europa. Aunque esto está cambiando debido a sus excelentes propiedades, pasando cada vez más a ser una carne que se consume dentro de la dieta diaria. Su contenido de grasa es muy bajo, carece de grasa entreverada y es una importante fuente de proteínas. Y, por si esto fuera poco, es rico en vitamina B3, hierro, magnesio y potasio.

Los primeros europeos que tuvieron contacto con este animal fueron los exploradores españoles de Hernán Cortés. Después terminaron exportándolo a España y fue así como se expandió por el Viejo Continente.

No obstante, hay que decir que, al principio, no gozó de especial aceptación por la población europea debido a la buena calidad de las carnes de pollo y gallina que se tenían en aquel entonces y a que el pavo era una carne mucho menos sabrosa que estas dos. Fueron los misioneros jesuítas llegados de Francia los que empezaron su crianza en el centro de Francia, concretamente en la localidad de Boruges, en el departamento de Cher.

El desarrollo comercial colonial que se produjo a raíz de las exploraciones europea a América, Asia y África reforzó la corriente de alimentos y de condimentos exóticos hacia Europa. De esta forma, llegaron al continente productos como la patata, el maíz, la habichuela, el boniato, el pimiento, el tomate, el girasol y el pavo. A partir de este momento, la alimentación europea se transformó casi por completo, sobre todo a medida que se iban conquistando nuevas tierras y se mejoraron las comunicaciones entre las metrópolis y las colonias.

Poco a poco, el pavo fue adquiriendo cierta relevancia, situándose entre las aves que únicamente podían consumir las personas adineradas o los pequeños comerciantes en ocasiones muy señaladas. Así pues, el pavo se asentó como plato principal de la nobleza y, progresivamente, se iría difundiendo por toda Europa.

En aquella época la cocina de la corte de Versalles marcaba las pautas del resto de cocinas reales del continente. En sus banquetes se empiezan a introducir los primeros ingredientes llegados del Nuevo Mundo, como el pavo, que enseguida gozó de una gran aceptación en las cocinas de los nobles, formando parte de muchos menús reales en el siglo XVII.

En el siglo XVIII, considerado como el siglo de oro de la cocina francesa, Grimond de la Reyniére, el padre del periodismo gastronómico, ya publicó una receta para cocinar pavo con frutos. Desde entonces han ido surgiendo infinidad de variantes d ela receta de pavo asado relleno y hoy en día, se prepara incluso con castañas, hígados, mollejas y trufas negras.

No obstante, hay que decir que no fueron los franceses los que pusieron de moda el hecho de comer pavo en navidad, sino los anglosajones. Y es que una vez más, las costumbres angloajonas terminaron conquistando al resto del mundo. Estamos hablando de la costumbre de comer pavo en el Día de Acción de Gracias, que se celebra en Estados Unidos el cuatro jueves de noviembre, apenas un mes antes de la Nochebuena.

La cuestión es que la primera celebración de este día que también se celebra en Canadá fue llevada a cabo por los españoles el 8 de septiembre de 1565 en Florida, convirtiéndose en muy poco tiempo en una de las recetas típicas navideñas que tanto se cocina en los hogares españoles en estas fechas.

 

Todos los comentarios

    Deja un comentario