¿Por qué la carne de cordero es tan beneficiosa para la salud?

¿Por qué la carne de cordero es tan beneficiosa para la salud?

No cabe duda de que el cordero es una de las carnes imprescindibles dentro de la dieta española. Y es que además de estar deliciosa, ofrece múltiples beneficios para nuestros organismo. Toda ella tiene un sabor extraordinario y cada pieza cuenta con su sabor propio. Pudiendo ser consumida tanto en forma de pierna asada, condimentada, en brochetas a la parrilla o, incluso, aderezada con vinagre, nueces y aceite de oliva. Las formas de prepararla son muchas y todas ellas riquísimas. Debido a ello, es actualmente una de las carnes protagonistas de las fechas más señaladas, como la Nochebuena o la Nochevieja.

Una carne que siempre ha formado parte de nuestra cultura y tradición. Y es que ya en época de los romanos la carne de cordero era una de las más apreciadas. Posteriormente, con la llegada de los visigodos y de los árabes a la península llegaron poblaciones como los bereberes que ya eran pastores en su tierra, lo que hizo que los rebaños de ovejas crecieran y se multiplicaran en nuestro país. A lo que hay que sumar que la carne de cerdo está prohibida en la cultura musulmana, por lo que la carne de cordero ha sido siempre de las preferidas. Un pueblo que, sin duda, dejó una gran huella en España a lo largo de 800 años, siendo el cordero uno de los alimentos que más ha perdurado.

La carne de cordero se obtiene de una oveja que no supera el año de edad. En el caso de que el animal sea sacrificado antes de los 25 días de vida, se conoce como cordero lechal, pues su alimentación durante este periodo es exclusivamente leche materna, lo que hace que su sabor sea realmente delicioso. Y, en el caso de que sea un cordero de menos de 4 meses, se llama cordero pascual. Éste ofrece un sabor más intenso.

Lo bueno es que ninguno de ellos presenta mucha grasa ya de por sí y la grasa que tiene es considerada como buena. Pero además, las prácticas de cría, las técnicas de carnicería y los métodos de recorte han hecho que en las dos últimas décadas la cantidad de grasa que posee se haya reducido notablemente, lo que la convierte en una carne muy saludable y rica en proteína y otras vitaminas y minerales muy necesarias para el buen funcionamiento de nuestro organismo. En cualquier caso, no deja de ser carne roja, por lo que es recomendable consumirla con moderación.

Propiedades nutricionales

La carne de cordero aporta una gran cantidad de beneficios nutricionales. Además de ser rica en proteínas y de poseer un alto valor biológico, es una extraordinaria fuente de vitaminas B3, B6, B12 y B2, así como de zinc y fósforo. Las más destacadas con la vitamina B12, que ayuda al buen funcionamiento del sistema nervioso, y la vitamina B3, que ayuda a la protección contra la enfernedad del Alzheimer. Por otro lado, también cuenta con un alto contenido de hierro, que es el principal componente de la hemoglobina y qe favorece la creación de las células rojas en nuestra sangre, y un alto contenido de selenio, que ayuda a combatir los ataques de asma.

Una carne de calidad con todas las garantías

La preocupación por la calidad y garantía de los productos alimentarios en neustra sociedad también ha hecho que el sector de la carne haya mejorado mucho en los últimos años para ofrecer a los consumidores lo mejor. A todos nos encanta su intenso sabor y su textura tierna y jugosa, pero lo cierto es que esto depende mucho de la crianza que haya tenido el cordero mientras estaba vivo, de los campos en los que haya pastado y del trabajo que haya dedicado el pastor a ello. Por esta razón, en Enmerjosa nos preocupamos mucho por seleccionar los mejores productos y de hacerlos llegar hasta tu hogar, para que tengas plenas garantías de que la carne que consumes es siempre de la mejro calidad.

Textura

La textura de la carne de cordero es uno de los principales motivos por lo que es una de las más consumidas, conquistando el paladar de casi todo el mundo. Una carne tierna y jugosa ideal tanto para asar como para cocinar a la parrilla o en un guiso que se dechace en la boca. Además, los nuevos cortes en los que se comercialzia esta carne hacen que resulte muy fácil de cocinar. Uno de los más apetecibles son los medallones de pierna lechal, que pueden cocinarse a la plancha de forma rápida, sin necesidad de pasar horas preparándolo. Pero también son exquisitos los churrasquitos de cordero, trocitos adobados que se extraen de la falda del animal. Cortes muy fáciles de cocina y realmente deliciosos.

Muy versátil

Pero, independientemente del corte elegirdo, lo cierto es que el cordero es una carne muy versátil que permite cientos de preparaciones distintas, lo que la ha convertido en la protagonista de las mesas de muchos países. Tanto a la brasa como guisado o a la plancha. Platos para todod los gustos con diferentes acompañamientos que tienen en común la fineza de esta carne tan noble.

Todos los comentarios

    Deja un comentario