¿Por qué no debes descongelar la carne a temperatura ambiente?

¿Por qué no debes descongelar la carne a temperatura ambiente?

Muchas veces, no tomamos las medidas de seguridad alimentaria que deberíamos en casa. La cuestión es que bacterias como la Escherichia coli o la Salmonella proliferan a nuestro alrededor sin que nos demos cuenta en estos ecosistemas creados de manera involuntaria, poniendo en grave riesgo nuestra salud. Uno de los errores más frecuentes que cometemos está relacionado con el proceso de descongelación de la carne.

Cuando hacemos la compra en el supermercado hay productos que no vamos a consumir inmediatamente, por lo que decidimos congelarlos para que duren más. Llegada la hora de cocinarlos, cogemos la carne la colocamos en un plato sobre la encimera de la cocina y la dejamos todo el día o toda la noche a temperatura ambiente. El problema es que, aunque no seamos conscientes de ello, acabamos de crear el caldo de cultivo perfecto para la proliferación de microorganismos sobre los alimentos que vamos a consumir, pudiendo desembocar en una intoxicación alimentaria.

Los organismos se desarrollan a temperaturas de entre 4 y 65 grados, lo que en el mundo de la seguridad alimentaria se conoce como "zona de peligro". Por eso, es muy importante que los alimentos estén dentro de esta zona el menor tiempo posible. Por esta razón, descongelar la carne a temperatura ambiente no es una buena opción, ya que los microorganismos pueden correr libres por el agua que desprende el alimento. Recuerda que a las bacterias les gusta el calor y si les damos facilidades para campar a sus anchas, terminarán reproduciéndose rápidamente.

Como explica la experta en seguridad alimentaria Gemma del Caño, lo ideal es descongelar la carne en el microondas en lugar de hacerlo a temperatura ambiente, parando cada poco para cambiar la posición de la carne para que no se cueza. Siempre usando la opción defrost o descongelar. Sin duda, el mejor método para descongelar la carne cuando tenemos mucha prisa y hemos sido poco previsores. Y es que este electrodoméstico es muy higiénico, ya que permite una descongelación rápida y cocinar la carne enseguida, no dando tiempo a las bacterias y microorganismos a reproducirse.

El único inconveniente es que muchas veces el resultado no es el más óptimo, porque el microondas no calienta de manera uniforme. Para evitarlo, además de mover la carne cada poco, podemos colocar un vaso de agua dentro para que la carne no se quede reblandecida. Pero además, es recomendable que si vamos a descongelar filetes, intentemos separarlos antes de meterlos en el microondas, de modo que el calentamiento sea lo más uniforme posible.

Si no te gusta usar el microondas o no tienes, es preferible poner el envase sin abrir debajo del grifo con agua fría ysin dejar agua estancada, de manera que el alimento no entre en contacto con ella. Lo mejor es colocar el envase dentro de un recipiente para que el intercambio de temperatura se reparta por todas partes de manera equitativa.

Usar agua caliente no es nada recomendable. Los productos cárnicos deben mantenerse a una temperatura adecuada durante la descongelación. Son totalmente seguros mientras están congelados, pero en cuanto empiezan a descongelarse y a elevarse la temperatura, las bacterias que pudieran estar presentes durante la congelación pueden empezar a multiplicarse. Con lo cual, siempre debemos usar agua fría, dejando caer el chorro un tiempo sobre la carne. El problema es que, de esta manera, gastamos mucha agua de manera innecesaria.

En cualquier caso, lo ideal es planificar las comidas el día antes para que podamos descongelar la carne dentro de la nevera, a ser posible en el estante inferior, de manera que el líquido que pueda soltar durante el proceso no termine cayendo sobre otros alimentos y contaminándolos. Y es que, aunque es un método más lento pues las piezas más grandes pueden tardar hasta 24 horas en descongelarse, también es el más seguro. Además, es recomendable alejar los alimentos de las zonas más frías, como las paredes y saber a qué temperatura se encuentra nuestro frigorífico. Ten en cuenta que los alimentos tardarán más tiempo si la temperatura es superior a los 18 grados.

Hace algún tiempo, la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición (Aecosan) publicó un documento titulado Cocinar de forma segura, donde hablaba sobre aspectos relacionados con la higiene en la cocina y los métodos de conservación y calentado de los alimentos ya cocinados previamente. En unos de sus apartados hablaba sobre las técnicas de descongelación de los alimentos y en ningún momento se mencionaba que había que dejarlos a temperatura ambiente. Además, debes tener en cuenta que nunca se debe volver a congelar un alimento descongelado, a menso que se cocine de manera adecuada y se vuelva a congelar.

Todos los comentarios

    Deja un comentario