Receta de carrilladas con vino tinto y fresa

Receta de carrilladas con vino tinto y fresa

Las carrilladas con vino tinto y fresa son un plato realmente exquisito. Muy sencillo de elaborar, con ingredientes muy básicos y una apuesta segura siempre que tengamos invitados a comer a casa. Y es que la manera de guisarlas hace que siempre salgan bien. Con un sabor muy peculiar al que no estamos tan acostumbrados, pero realmente delicioso. Puedes estar seguro de que a todo el mundo le encantarán. Y, del mismo modo que ocurre con la mayor parte de los guisos, siempre están mejor cuando ha pasado un día.

Por eso, además de ser un plato ideal para contentar a todo el mundo, te permitirá prepararlo el día de antes y evitar tener que andar como un loco el mismo día de la comida. Prepáralas uno o dos días ante, mételas en la nevera y, cuando llegue el momento de servirlas, solamente tendrás que calentarlas.

Receta de carrilladas con vino tinto y fresa

Ingredientes para preparar carrilladas con vino tinto y fresa (para 4 personas)

  • 2 kg de carrilladas de ternera
  • 1 cebolla
  • Harina
  • 1 puerro
  • 1 zanahoria
  • 1 litro de vino tinto
  • 2 Cucharadas de mermelada de fresa
  • Sal
  • Aceite
  • Azúcar

Modo de preparación de las carriladas con vino tinto y fresa

1. Limpia las carrilladas de grasa y nervios y córtala en trozos de 3 cm aproximadamente. También puedes cocinarlas enteras y después filetearlas si lo prefieres. Depués échales una pizca de sal y harina. No te excedas con la harina, recuerda que la carne solamente debe quedar un poco blanqueada.

2. Echa aceite de oliva en el fondo de la olla express y frie las carrilladas a fuego fuerte hasta que queden doradas. De esta forma, lograrás sellar los poros de la carne y que todos los jugos que contiene se conserven durante el proceso de cocción.

3. Una vez sellada la carne, guarda los trozos aparte y echa la verdura en el mismo aceite. previamente habremos troceado la verdura. Intenta que sean trozos pequeños, pero tampoco importa si no quedan iguales, ya que después los trituraremos con la batidora.

4. Cuando la verdura esté rehogada, añade la carne, el vinto tinto y la mermelada de fresa. La mermelada es opcional, pero te recomendamos encarecidamente que lo hagas, ya que es el secreto de la receta. El vino debe cubrir los trozos de carne por completo. Luego deja que todo hierva durante unos minutos con la olla abierta hasta que el alcohol se haya evaporado.

5. Cierra la olla express y cocínalo todo duyrante 1 hora y 20 minutos aproximadamente. Cuenta el tiempo desde que el pitorro de la olla se haya subido.

6. Una vez transcurrido este tiempo, abre la olla y deja que remple un poco. Saca los trozos de carne. Debes hacerlo con rpecaución, ya que la carne queda tan tierna que puede romperse. De hecho, si la carne no está tierna, te recomendamos que vuelvas a cerrar la olla  y que la cocines 10 minutos más. Solamente de esta manera conseguirás que el resultado sea el deseado.

7. Con los trozos de carne aparte. pasa la batidora por la olla para triturar la verdura y hacer la salsa. Debe quedar una mezcla homogénea de color marrón claro. Un color que no resulta muy agradable, pero que convertiremos en marrón tostado poniendo una cucharada de azúcar en una sartén y dejar que se derrita. Añade al caramelo un poco de salsa y remueve. Después, échalo en la olla donde está toda la salsa. Remueve y verás cómo va tomando un color más apetecible.

8. Cuando la salsa esté lista, échala sobre la carne y ponlo todo el fuego para que se mezcle bien y conseguir que la salsa quede más espesa. La duración de este procedimiento es de alrededor de 15 minutos. Mientras, comprueba que está bien de sal.

9. Transcurrido este tiempo, deja que el guiso se enfríe y guárdalo en la nevera hasta el día siguiente, cuando estará mucho más sabroso.

Aunque la explicación pueda parecer muy larga, lo cierto es que se trata de una receta muy sencilla y que no es tan entretenida. Y es que lo único que requiere es de limpiar la carne, cortar la verudura, dejar cocinar y pasar la salsa por la batidora.

¿Con qué guarnición acompañar las carrilladas?

Aunque la guarnición es cuestión de gustos, lo cierto es que este plato queda muy bien acompañado de una milhojas de calabacín y berenjena con un copete de champiñón y puré de patatas. Pero también puedes acompañarlo solamente con puré de patatas y champiñones, ya que va muy bien con ambas. No obstante, si no tienes mucho tiempo, también puedes servirlas solas.

Otras recomendaciones

Debes tener en cuenta que las carrilleras son una carne que reduce bastante cuando se cocina. Aunque 2 kg de carne pueda parecer mucho, lo cierto es que solamente dará para cuatro platos, como mucho cinco si se acompañan con guarnición. En el caso de que tengas más invitados a comer, deberás comprar más carne y añadir más cantidad de vino. Recuerda que la cantidad de vino debe cubrir por completo la carne en la olla.

En cuanto al vino, aunque un buen vino siempre se agradece, no es necesario que gastes mucho en este ingrediente. Con un vino de cartón también salen muy ricas.

Todos los comentarios