¿Tiene fecha de caducidad la carne congelada?

¿Tiene fecha de caducidad la carne congelada?

Seguro que alguna vez te has preguntado si la carne congelada caduca. ¿Qué duración tiene? ¿La fecha de caducidad es la mimas que tenía antes de congelarla? ¿Se le suma el tiempo que ha estado congelada? ¿Puede volver a congelarse?

La congelación es, sin duda, un gran invento que nos facilita mucho el tema de la alimentación en nuestra vida cotidiana, permitiéndonos preservar la calidad del alimento en el mismo nivel que los frescos. De esta forma, evitamos desperdiciar alimentos y podemos guardarlo para otro momento.

Eso sí, tenemos que ser responsables como en otras cuestiones de seguridad alimentaria y comprender qué es y cómo almacenar los alimentos en el congelador. Cada tipo de alimento tiene un periodo máximo de conservación. No son eternos, por lo que es importante realizar una revisión cada cierto tiempo para aprovechar y cocinar aquello que tenemos en el fondo del cajón y que puede estar a punto de llegar a su fin.

La caducidad de la carne congelada depende de numerosos factores, pero no se le añade el tiempo que ha estado congelada, ni se mantiene la fecha que tenía antes de congelarse, ni debe volver a congelarse a menos que se haya cocinado previamente. Pero incluso cocinado, también tendrá un tiempo máximo de duración, ya que el cocinado tiene jugos que lo hacen susceptible a los microbios o a la formación de hielo que pueden producir roturas en los tejidos. Hay que tener en cuenta que la congelación no mata a los microbios, sino que solamente retrasa su aparición.

En el caso de la carne de ternera y de cordero, el plazo máximo para consumirla cuando se ha congelado es de 9 meses. La carne de cerdo es la que menos duración tiene en el congelador, como máximo unos 6 meses cruda y unos 12 meses si la guardamos cocinada. Junto con las salchichas, que no pueden tenerse más de un mes en el congelador. En contraposición, el pavo y el pollo que no estén troceados son los que más duran en el congelador, hasta 12 meses. Pero cuando está troceado o se trata de piezas pequeñas, el tiempo que puede mantenerse en el congelador es de 9 meses.

Eso sí, hay que decir que la duración también está relacionada con la calidad de la nevera que tengamos. Actualmente, podemos encontrar en el mercado congeladores con distintas estrellas, lo que determina la calidad del electrodoméstico y cuanto más tengas, mejor lo conservarán todo. Obviamente, no será lo mismo una nevera de una estrella que una de cinco. Además, cuando guardes los alimentos congelados ten en cuenta que lo que está al fondo debe consumirse antes, pues lleva más tiempo en su interior.

Consejos para descongelar la carne correctamente

Cuando congelamos un alimento, la fecha de caducidad queda suspendida y, cuando lo descongelamos, no podemos establecer una fecha de consumo recomendado, ya que varía dependiendo de muchos factores, como su estado al descongelarlo, el tipo de alimento o la temperatura a la que se ha descongelado. No obstante, por norma general, se considera que un alimento descongelado debe consumirse dentro de las 24 horas posteriores a su descongelación y siempre que se mantenga en el frigorífico.

Hay cuatro maneras básicas de descongelar: en la nevera, en el agua fría, al baño maría o en el microondas. No obstante, debes saber que las verduras pueden ser usadas directamente congeladas, del mismo modo que algunos precocinados como las croquetas o los calamares, entre otros.

  • La forma más óptima: la mejor forma de descongelar la carne es en el frigorífico y en un envase cerrado e impermeable para que los jugos no goteen sobre otros alimentos.

 

  • No ponerla directamente bajo el grifo: cuando descongelamos la carne, se produce una gran pérdida de nutrientes que puede favorecer la proliferación de microorganismos. Podemos hacerlo pero solamente si la envolvemos en un plástico y la introducimos luego en agua fría. El agua conduce el calor mejor que el aire, por lo que el alimento se descongela más rápido pierde menos propiedades.

 

  • Evita descongelar a temperatura ambiente: es importante no dejar nunca la carne descongelada fuera del refrigerador, ya que el alimento puede entrar en contacto rápidamente con los gérmenes.

 

Evidentemente, una vez que hayamos descongelado la carne, no es aconsejable volver a congelarla, ya que las membranas celulares se han roto en el proceso de congelación y descongelación. Debido a ello, pierden buena parte de su sabor, textura y propiedades nutritivas a gran velocidad. Además, la rotura de estas membranas favorece la aparición de bacterias y gérmenes. La única excepción es que sean cocinados a más de 70 grados centígrados antes de volver a congelarse.

Todos los comentarios

    Deja un comentario