Es una de las primeras carnes que se pueden introducir en la alimentación del pequeño a partir de los seis o siete meses, momento en el que su masticación mejora.

Teniendo en cuenta que la ternera está clasificada como una carne blanca por su color rosado, y que destaca por ser sobretodo carne magra, no hay duda que aporta una gran variedad de beneficios nutricionales en su consumo. Debido sobretodo a su tiempo de vida, la ternera se caracteriza principalmente por ser una carne magra con un gran poder nutricional, gracias a que cuenta con proteínas de gran calidad, es rica en agua y destaca por ser una carne blanca.

Detalles del producto

Tiene un bajo contenido en grasas, y se convierte en un alimento fácilmente digerible, gracias en especial a su alto contenido en agua y por tener una carne generalmente tierna.

Ir a la Tienda Online