20 Jul

¿Cómo saber si la carne que compramos es de calidad?

En la actualidad, debido al ritmo de vida tan agitado que llevamos, la mayor parte de las veces terminamos yendo al supermercado para comprar lo que necesitamos para ahorrar tiempo, lo que hace que muchas veces compremos la carne ya envasada en bandejas, dejándonos guiar por su aspecto y no por otras cuestiones que son más importantes. Nada que ver con nuestras madres y abuelas que, además de acudir al mercado, sabían eprfectamente qué tipos de cortes eran mejor para cada plato, en función de si iban a guisar, freir o empanar. Y, por supuesto, conocían perfectamente el nombre de estos cortes.

Seguro que alguna vez cuando has visitado pequeños pueblos te has fijado en el olor y el color que tiene la carne y, sobre todo, en su sabor, que evidentemente no se parecen en nada a los de las bandejas de carne de los supermercados y grandes superficies. Pero entonces, ¿cómo saber si la carne que compramos es de calidad? Muchas personas creen que la raza del animal, por ejemplo, ya es indicativo de ello. Sin embargo, al igual que ocurre con el vino, en el mundo de la carne son muchos los factores que influyen además de la raza, como la salud, el trato que se le haya dado, su alimentación y la maduración de la carne.

carne de calidad

Consejos para comprar carne de calidad

Compra carne en una tienda de confianza

Comprar la carne en una carnicería en lugar de un supermercado es una excelente opción, ya que podás interactuar con él y saber qué cortes son los que más te van gustando. Además, podrás verlos y decidir cuál es el que mejor te viene para cada plato. No obstante, si la carnicería cambia cada dos por tres de persona o no tienes una carnicería cerca que te guste, en Enmerjosa podemos ayudarte a elegir  y de esta forma seguir ampliando tus conocimientos sobre el tema.

Aprende a diferenciar los tipos de carne

  • Ternera rosada: la ternera rosada es aquella que procede de animales que han sido sacrificados cuando tenían entre 6 meses y 1 año. Además, hasta los 8 meses su único alimento ha sido la leche materna y el último periodo se alimentan de forraje, pienso y cereales.
  • Ternera blanca: solamente representa el 1% del total de la carne que se consume en España y generalmente viene de Francia u Holanda. Son animales sacrificados antes de los 6 meses. Muchas personas la eligen porque creen que es más tierna y sana, pero lo cierto es que estos animales normalmente son alimentados con leche en polvo, por lo que apenas tienen sabor. Nosotros te recomendamos elegir mejor la carne rosada siempre que sea de calidad.
  • Novillo: son animales que tienen más de un año y medio, pero que no han llegado a los 4 años.
  • Añojo: son animales que han pasado del año, pero que todavía no son novillos, sin importar su sexo. Aunque lo normal es que el tipo de carne de este tipo que se comercializa sea de macho.
  • Buey: es un ternero macho que ha sido castrado entre los 6 y los 9 meses y que, aunque es mayor, no tiene más de 4 años.
  • Vaca: es la carne del animal que tiene más de 4 años.

Pon cinco ojos en todos los detalles

No solamente hay que tener en cuenta el aspecto de la carne, sino también el lugar y las condiciones en las que se encuentra. Por ejemplo, si la carne está en un mostrador en el que gotean los jugos de la carne o hay mucha agua, o los plásticos con los que está envuelta está llena de sangre, nos está indicando que la carne no está en las mejores condiciones. Una carne de calidad debe poder verse completa y no tener jugos que goteen. Por supuesto, también es importante fijarse en la grasa infiltrada, el color de la carne y la cantidad de grasa y magro que hay en la pieza.

Averigua la procedencia del animal

El origen, la raza y el nombre de la pieza son factores muy importantes a tener en cuenta a la hora de elegir la carne. Si no se encuentra etiquetada en la carnicería, pregúntalo al carnicero. Además, también es importante saber cuál es la edad del animal, ya que la carne es más dura cuando el animal es más viejo, lo cual no es lo más recomendable para preparar determinados platos.

No compres filetes sin decir qué pieza quieres

Para los filetes a la plancha, la mejor parte de la carne es la tapilla, pero si vas a empanarlos, la mejor opción es la espaldilla de la cadera. Para los guisos, compra siempre cabecero y para asar una pieza entera al horno la espaldilla o el rabillo.

Prueba otros cortes para saber lo que te gusta

Si ves una pieza que no has probado nunca y te llama la atención, cómprala. De esta forma, podrás cocinar nuevas recetas con otros cortes a los que usas habitualmente.

Cortes de carne

0 Comentarios

articulos relacionados

Añadir Comentario