¿Cuáles son los mejores cortes de carne para congelar?

¿Cuáles son los mejores cortes de carne para congelar?

Llevamos congelando carne toda la vida. Y es que desde que se inventaron, los congeladores y arcones se han convertido en nuestros mejores aliados para conservar la carne y poder consumirla varios días, semanas o incluso meses después. De esta forma, evitamos que se echen a perder y podemos hacer la compra de una vez sin tener que ir varias veces a la carnicería.

En los últimos tiempos, en pleno Estado de Alarma por el Covid-19, somos muchos los que hemos tenido que convertir nuestro congelador en un auténtico tetris para que nos cupiera todo lo necesario para estar todo el tiempo posible sin salir y, al mismo tiempo, contar con alimentos de buena calidad. Esto ha hecho que nuestras compras sean de mayor volumen y para más tiempo.

No obstante, hay que tener en cuenta que no todas las carnes aguantan el proceso de congelación de la misma manera. Ni tienen la misma durabilidad o directamente pierden propiedades. Por esta razón, hoy en Enmerjosa queremos resolverte algunas dudas sobre cuáles son las mejores carnes para congelar, cómo congelarlas y cómo organizar nuestro congelador para que todo esté en orden y podamos localizarlo sin dificultad cuando lo necesitemos.

Tipo de congelador

En función de nuestras necesidades y del espacio que tengamos disponible, necesitaremos un tipo de congelador u otro. Por ejemplo, si vivimos en un piso pequeño en una gran ciudad, puede que nos conformemos con el clásico congelador de los frigoríficos combi, pero si vivimos a las afueras o en el campo, somos muchos en casa o tenemos mucho espacio disponible, puede que apostemos por un congelador vertical o tipo arcón. Estos últimos cuentan con mucho más volumen y son más eficientes, pero solamente son aptos para despensas o cocinas más grandes, algo que la mayoría de nosotros no tenemos.

Pero las estrellas también son importantes. Nos indican la temperatura mínima que alcanza el congelador, siendo una estrella el menos nivel de frío y cuatro estrellas el mayor. En función de la cantidad de estrellas de nuestro congelador, generará más o menos frío. Los congeladores de una a tres estrellas pueden mantener los productos congelados pero no garantizan una óptima congelación. La mejor opción son los congeladores de cuatro estrellas, cuya temperatura alcanza los 24 grados bajo cero.

Conceptos clave

Es importante compra carne siempre fresca, calcular bien el tamaño de las raciones, elegir bien el tipo de recipiente y asegurarnos de que no hay presencia de aire. Recuerda que no podemos comprar carne, dejarla varios días en la nevera y meterla en el congelador cuando vaya a caducar. Lo ideal es meterla cuando lleguemos de la compra si sabemos que no vamos a consumirla inmediatamente. Y es que el proceso de deterioro es irreversible por mucho que la metamos en el congelador.

Las mejores carnes para congelar son aquellas destinadas a guisos, como los callos, el rabo o el morcillo, ya que su proceso de preparación será más pausado y no necesitaremos mantener tanto el bocado original. Diferente es el caso de las chuletas o filetes, que se resienten más cuando no se congelan bien.

Además, es recomendable que intentes congelar las piezas en trozos más pequeños. Las piezas más grandes tardan más en congelarse y en descongelarse. Por no hablar de que resulta mucho más manejable a la hora de organizar el espacio. En este sentido, intenta prescindir de las típicas bandejitas de poliestireno en las que se suele envasar la carne en los supermercados. Y no sólo por cuestiones de espacio, sino también porque este material es un aislante térmico que ralentizará el proceso de congelación y no siempre se encuentra herméticamente cerrado.

¿Qué carne se puede congelar?

Absolutamente, toda la carne se puede congelar y, al contrario que las verduras, no es necesario cocinarlas con anterioridad para poder disfrutar de ellas. Es verdad que la carne pierde propiedades gustativas al ser congelada y descongeladas, pero hay que tener en cuenta que se trata de un producto con mucha agua y que ese agua se congela también, rompiendo de esta forma sus fibras y tejidos.

Evidentemente, es mejor la carne fresca, pero el congelado es una buena solución y se aplica tanto para carnes blancas como rojas, huesos y otros elaborados como los san jacobos, cachopos, la morcilla o el chorizo.

Vacuno

Aunque puede aplicarse a cualquier animal, es recomendable que evites los cortes muy grasos cuando vayas a congelar, ya que la grasa se oxida y se enrancia antes, lo que puede dar mal sabor al resultado final. Es mejor apostar por carnes muy magras. En cualquier caso, la mayoría de las carnes de vacuno aguantan muy bien el congelador, pudiendo mantenerse en buenas condiciones entre seis meses y un años.

Cerdo

Tanto el cerdo blanco como el ibérico pueden congelarse, pero intenta retirar la grasa en la medida de lo posible. Aunque es verdad que el cerdo tiene más grasa que la ternera, por lo que no es recomendable tenerlo más de 6 meses en el congelador, siendo el máximo de tres meses para los cortes con más grasa.

Carnes blancas

El pollo, el pavo y el conejo son las carnes que mejor aguantan la congelación por su bajo contenido de grasa. Pudiendo llegar a mantenerse en óptimas condiciones incluso un año si se cumplen las medidas de higiene necesarias y retiramos las grasillas indeseables.

Casquería

Siempre debe congelarse fresquísima y muy limpia, eliminando las telillas y grasas que pueda tener. Es rica en grasas por lo que sufre más la congelación y debe ser cocinada antes. En cualquier caso, no se recomienda tenerla en el congelador más de dos meses.

Todos los comentarios

    Deja un comentario