30 Sep

¿Qué tipos de carne pueden comer los diabéticos?

Las personas que padecen diabetes pueden consumir prácticamente cualquier tipo de alimentos siempre que lo hagan de forma moderada y dentro de una dieta equilibrada. El secreto está en saber qué cantidad de alimentos deben comer. Tanto la Asociación Americana de Diabetes y la Asociación Americana del Corazón afirman que la dieta debe estar compuesta por una variedad de alimentos procedentes de todos los grupos. En concreto, el grupo de la carne incluye numerosas fuentes de proteína, por lo que debe ser incluída en nuestras comidas varias veces a la semana. En una cantidad no superior a una cuarta parte del plato de cada comida.

Lo que debemos procurar es que las carnes consumidas siempre contengan la menor cantidad de grasa posible. Las personas que sufren diabetes tienen mayor riesgos a desarrollar enfermedades cardiovasculares, por lo que una dieta saludable para ellas debe estar compuesta sobre todo por verduras y por fuentes de proteínas bajas en grasa.En este sentido, debe eliminarse por completo la carne roja que contenga un alto porcentaje de grasas saturadas y las carnes procesadas, ya que, aunque tienen un alto contenido de proteínas, no son nada beneficiosas para los diabéticos. En su lugar, debes decantarte por carnes con un bajo índice de grasas como el pollo o el pavo.

A continuación te mostramos una lista con 8 tipos de carne que sí debes incluir en tu dieta, ya que proporcionan las vitaminas, proteínas y minerales necesarios para el buen desarrollo, funcionamiento y conservación de nuestros músculos y tejidos. No obstante, debes recordar que contienen grasas saturadas, por lo que siempre deben ser consumidas con moderación.

carnes para diabéticos

Cerdo

La carne de cerdo proporciona a nuestro organismo un importante aporte d eproteínas, minerales y vitaminas. No obstante, es importante que las personas diabéticas la consuman con moderación, ya que es rica en grasas saturadas. Siempre eligiendo además los cortes magros con menos grasa, como el lomo de cerdo.

Pollo

El pollo es, sin duda, una de las mejores carnes que podemos incluir en nuestra dieta si somos diabéticos.  Es rica en vitamina B, ayuda a la transformación de grasas, proteínas y hidratos de carbono en energía, lo que ayuda a combatir la fatiga y el cansancio. Con el añadido de que se trata de una carne con un aporte calórico muy bajo, por lo que podemos comer la cantidad que deseemos con total libertad sin miedo a engordar.  Eso sí, recuerda que siempre es mejor elegir la pechuga, pues es la parte que contiene menos grasa. Por supuesto, siempre sin piel, incluso si vas a asarla, ya que esta parte posee un alto contenido lipídico.

Ternera

La carne de ternera es muy benficiosa para generar nuevas células. No obstante, debes recordar que la carne roja no es la mejor para las personas que padecen diabetes, por lo que es muy importante que solamente la consumas de vez en cuando y con mdoeración, eligiendo cortes menos grasos como la bola, la falda o el bistec. Y nunca compres aquellos que tengan consistencia pegajosa, ya que significa que contienen más grasa.

Sardinas

Las sardinas presentan un alto contenido de vitamina B, calcio, hierro, proteínas y ácidos grasos Omega 3. Componenetes esenciales para el buen funcionamiento del organismo. Pero además, su aporte calórico es muy bajo, por lo que es ideal para combatir el sobrepeso, lo cual no resulta nada saludable en personas con problemas de diabetes. Por otro lado, debes saber que son muy fáciles de digerir, muy útiles para cuidar nuestro sistema cardiovascular y reducir el índice de colesterol.

Bagre

El bagre es un tipo de pescado rico en ácidos grasos Omega 3, hierro y proteínas, nutrientes muy beneficiosos para la correcta oxigenación de nuestro sistema celular. Además, es bajo en sodio, por lo que es una de las mejores opciones para aquellas personas que además sufran de hipertensión arterial.

Mojarra

La mojarra es un tipo de pescado rico en hierro, ácido fólico y calcio, nutrientes que ayudan a fortalecer nuestros huesos y nuestro sistema inmunológico. Además, contienen un alto porcentaje de grasas insaturadas, por lo que es una carne muy beneficiosa para mejorar nuestra salud cardiovascular.

Salmón

Además de ser delicioso, el salmón es un pescado muy recomendable para incluir en las dietas de los diabéticos, ya que es rico en ácidos Omega 3 y presenta un alto contenido proteíco. Así como un bajo contenido de grasas saturadas. Con lo cual, aunque siempe debe consumirse de forma moderada, evita que engordemos y ayuda a que nuestro sistema cardiovascular funciones correctamente. De hecho, ayuda a reducir la presión arterial, a regular los niveles de glucosa y a disminuir los niveles de triglicéridos. Tres beneficios muy importantes para que las personas diabéticas se mantengan en un estado de salud óptimo.

 

 

articulos relacionados

Añadir Comentario