Novedades

Información

Nuestras tiendas

Nuestras tiendas

C/ Alcalde Juan Belen Cela, 16, 37700 - Béjar, Salamanca

Los beneficios de la proteína de la carne

Los beneficios de la proteína de la carne

Las últimas investigaciones llevadas a cabo en los últimos años en el terreno de la alimentación deportiva han hecho que los consumidores se hayan vuelto más exigentes y tengan más en cuenta cuáles son los suplementos que utilizan. Ahora conocemos mucho mejor que antes cuáles son los efectos de la creatina, la arginina y la beta-alanina sobre nuestro organismo y nuestro cuerpo. Pero además, a raíz del lanzamiento al mercado de la proteína de la carne en forma de suplemento se ha abierto un gran debate entre los entusiastas de la musculación en cuanto a si es mejor que la proteína del suero.

No obstante, hay que decir que los suplementos de proteínas no están diseñados solamente para aquellos que quieren ganar músculo, quemar grasa o estar en forma, sino que peuden ser consumidos por muchas personas por diferentes motivos. Y es que la proteína de la carne posee grandes beneficios. Hoy en Enmerjosa te contamos cuáles son.

Los beneficios de la proteína de la carne

Elevado valor biológico

Uno de los principales motivos por los que muchos deportistas y aficionados al fitness consumen proteína de carne en vez de proteína de suero es porque su valor biológico es mucho más elevado. El valor biológico es la cantidad de suplemento o alimento que nuestro cuerpo es capaz de absorber. Nuestro cuerpo no puede utilizar el 100% de la ingesta de proteínas que le proporcionamos para aumentar la masa muscular, pero hay ciertos alimentos que se asimilan mejor. Nuestro cuerpo aprovecha la mayor parte de la proteína y los aminoácidos de la carne de ternera, por ejemplo, hasta un 94%, en contraposición con la proteína del suero, que solamente absorbe en un 60%.

Pura proteína

Además de contar con un valor biológico más elevado, la proteína de carne es más rica en proteína si comparamos dos raciones del mismo tamaño y peso. Mientras que la proteína de suero presenta una pureza del 95% con un 5% de grasas y azúcares, la mayor parte de los suplementos de proteína de carne no poseen azúcares y solamente cuentan con algunas pequeñas trazas de grasa. Lo que significa que la proteína que proporcionan es mucho más pura.

Se digiere con más facilidad

De la misma manera que ocurre con la proteína de suero, la proteína de carne se absorbe y se digiere rápidamente, pero ésta última incluso un poco mejor. Esto significa que cuando la consumimos no nos sentimos pesados e hinchados. Pero además, el hecho de que la proteína de suero incluya azúcares y grasas, como comentábamos antes,  hace que la absorción sea más lenta, pues las enzimas de nuestro cuerpo deben trabajar más para romper las proteínas en sus unidades más básicas, los aminoácidos. Y no sólo eso, sino que además el hecho de que la mayor parte de sus azúcares deriven de la leche la hace más difícil de digerir. Es precisamente por ello por lo que la proteína de carne es mucho mejro también para aquellos que son intolerantes a la lactosa, pues procede de diferentes partes de la ternera pero no de la leche.

Enriquecida con vitaminas y minerales

La mayor parte de los suplementos de proteínas de carne de ternera son enriquecidos con vitaminas y minerales fundamentales para el organismo, lo que hace que su valor nutricional sea mejor.

Debido a todos estos beneficios que acabamos de explicar, es evidente que la proteína de carne es mucho mejor que la proteína de leche, al menos para aquellos que buscan aumentar su masa muscular y favorecer el proceso de recuperación entre sesiones de ejercicio. Para ello, lo más recomendable es consumir unos 30 gramos de proteína de carne en total entre 1 y 3 veces al día.

En cualquier caso, aunque tomes suplementos, es obvio que lo más importante es llevar una alimentación sana y equilibrada y que la mejor forma de obtener proteínas para nuestro organismo es consumiendo carne en nuestros platos. En este sentido, la carne que más proteína tiene es la de ternera, con un 20% de su composición, por lo que es la más aconsejable para los deportistas. No obstante, no es una carne de la que deba abusarse. Por esta razón, debe complementarse con carne de ave, que cuenta con un 20% de proteína en su composición también. Con el añadido de que es la carne que aporta menos calorías y menos grasa.

Y no sólo podemos consumirla como plato, sino que podemos tomarla en otros productos, por ejemplo para desayunar. En este sentido, el jamón york con un 18% de proteína y el jamón serrano con un 15% son opciones muy recomendables para aquellos que buscan un aporte extra. Fuera de la carne, algunos de los alimentos más ricos en proteínas son las gambas, con un 25%, el pescado, con un 20%, y los mejillones, con un 20%. Como puedes ver, las opciones son muchas y muy variadas, por lo que no debes restringir tu dieta a unos pocos alimentos.

Todos los comentarios